Luis Telles

Uriangato.- Los accidentes en motocicleta en los municipios de Uriangato y Moroleón, son un problema de salud pública. Así lo consideró Daniel Díaz Martínez, secretario de Salud del estado, al recordar que en el Hospital Comunitario de Uriangato, en el área de choque y trauma, se atienden continuamente a personas de todas edades por estos percances.

Al anunciar que en el Hospital Comunitario se contempla ampliar el área de choque y trauma, el funcionario estatal dio a conocer que tanto Uriangato como Moroleón donde la alta movilidad en motocicleta ha coincidido con la gran cantidad de pacientes con traumas o fracturas expuestas de todas las edades, incluyendo hasta familias completas, tras accidentarse en estos vehículos.

“No solamente adultos mayores que, además, antes del accidente eran sanos. Entonces no queremos que el hospital se llene con más accidentados”, por lo que aunque precisó la importancia del mantenimiento insistió en que “no es la intención recibir más enfermos”.

Díaz Martínez detalló que se está trabajando en dos aspectos importantes: que los enfermos puedan recibir una atención oportuna —de calidad resolutiva— y, por otra parte, trabajar con el municipio y con los ciudadanos en hacer conciencia en el cuidado de su salud.

En este sentido, informó que se platicará con las autoridades municipales y con los representantes de la sociedad para trabajar en la prevención.

“Porque no va a ser ampliando el hospital para recibir más enfermos graves, críticos, que incluso pueden perder la vida, mucho de ello es trabajando en la prevención”, acotó.

Arrancan operativo de casco protector

Por su parte, Omar Baeza Hernández, director de Tránsito y Transporte en Uriangato, dio a conocer que se implementó un operativo permanente para verificar que las personas que viajan en motocicleta cumplan con las medidas de seguridad personal y porten la documentación correspondiente para poder circular en dicha unidad.

“La propia ciudadanía nos dio a conocer que había un relajamiento de los motociclistas, principalmente que ya no utilizaban el casco protector y el alcalde nos hizo ver también la problemática. Por la propia seguridad de los motociclistas, mantenemos este operativo”.

Omar Baeza dijo que se avisó a la población sobre el operativo y que serían más estrictos en la aplicación del reglamento de Tránsito. Principalmente, que las personas en motocicleta utilicen el casco protector adecuado y con su barbiquejo bien abrochado, por su propia seguridad.

Finalmente, informó que en quince días han aplicado un promedio de 50 infracciones tanto por no traer licencia, por no traer placa de circulación y por no traer casco. Tales multas varían entre los 700 y mil 400 pesos, pero si se suman será algo elevado lo que se tendría que pagar en la dirección de Tránsito.

ndr