Lourdes Vázquez

Guanajuato.- Es necesario reforzar las políticas de prevención, ante el incremento de violencia contra niños y adolescentes, durante la pandemia, así lo comentó Yulma Rocha Aguilar, presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género en el Congreso local.

La legisladora manifestó lo anterior, luego de que la titular de la Procuraduría Estatal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, Teresa Palomino Ramos, informó que en lo que va del año se han atendido cerca de 300 casos de niñas, niños y adolescentes por haber sufrido algún tipo de violencia en su familia.

Además de que durante el confinamiento por la contingencia sanitaria del Covid-19, los casos de maltrato infantil incrementaron en un 120%.

Foto: archivo

Lea también: Viven la violencia en su hogar: abuso infantil aumenta en 120% en Guanajuato

Al respecto, la diputada local, declaró que, aunque desde el Legislativo se ha impulsado la prohibición de que se ejerzan castigos corporales y humillantes hacia los menores, la realidad es que existe un problema social y las cifras indican que pareciera que esta es una práctica recurrente entre las familias.

Por ello, dijo es importante que, el Estado intervenga pues este grupo poblacional requiere de una protección adicional, y es necesario que en los planes de prevención contra la violencia se incluya evitar el castigo corporal y los tratos humillantes.

Foto: Lourdes Vázquez

“Y ya cuando hay una situación de delito, una intervención oportuna por parte del Estado, con el propósito de garantizar la seguridad física y psicológica de los menores, entonces yo aquí reconozco el trabajo de la Procuraduría de los Niños, Niñas y Adolescentes, porque han hecho una reestructura importante, ya no depende del DIF, ya tiene cierta autonomía y eso habla de que se están dando pasos importantes”.

No obstante, insistió en la urgencia de implementar medidas de prevenció, así como campañas de sensibilización a las madres y padres, para que, en el marco de la ley, se fomente una educación positiva.

“Lo que antes parecía normal como las nalgadas y estos castigos con los que crecieron otras generaciones, ya a la luz de los derechos humanos, ni es normal, ni es legal tampoco”, sostuvo.

Ver nota: IMMujeres atendió más de 3 mil casos de víctimas de violencia doméstica en León