Onofre Lujano

Acámbaro.- El restaurador de monumentos, Leonardo Amezcua Ornelas, dijo que es importante la conservación y preservación de las haciendas, casas antiguas y fincas que se encuentran catalogadas por el INAH.

Por lo tanto se les debería de incentivar a los dueños de esas fincas con un menor impuesto para que inviertan en la preservación de dichos monumentos.

Menciona Amezcua Ornelas que en Acámbaro hay cuando menos 200 edificios, entre casonas, templos y haciendas.

Ejemplificó que “si al día de hoy cuento con una casa catalogada a mí me cobran por M2 en base a la construcción que tengo como si fuera una finca cualquiera, pero si la tengo en el centro de la ciudad cobran un impuesto altísimo”.

“En otros lugares del país si tengo una finca catalogada y la tengo en buenas condiciones tanto al nivel de la fachada como al interior de la finca, eso me hace acreedor a tener un descuento en el pago del predial municipal, el cual en este caso iría del 10 a un 30 % del costo del impuesto”.

Aquí en Guanajuato no aplica, por lo que hace un llamado a las autoridades estatales para que de alguna manera incentiven a los ayuntamientos de los 46 municipios para que se les hiciera un descuento a los propietarios de ese tipo de fincas y las puedan tener en buenas condiciones.