Nancy Venegas

Irapuato.- Cierre de escuelas particulares, pérdida de empleos y encarecimiento en colegiaturas, es lo que vislumbra que ocurrirá la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) de aprobarse la PROY-NOM-237-SE-2020 con la que la Secretaría de Economía pretende regular a los colegios. 

“Consideramos una buena noticia que el Gobierno Federal se preocupe y tome acción para velar por nuestros intereses en lo referente a la educación de nuestros hijos. Sin embargo, vemos que el proyecto de Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-237-SE-2020 elaborado por la Dirección General de Normas de la Secretaría de Economía, que tiene por objetivo regular los servicios que brindan las escuelas particulares para evitar que abusen o efectúen cobros excesivos sin aparente justificación, de ser aprobado generará una sobrerregulación”, comentó July Mendoza, vicepresidenta de la UNF. 

En conferencia de prensa virtual, los miembros de la Unión señalaron que esta medida sería muy negativa, porque durante los 16 meses de pandemia por coronavirus, los colegios han sorteado una serie de problemas como la reducción de matrículas debido a la mala situación financiera que aqueja a algunos padres de familia. 

“Traerá como consecuencia costos adicionales de operación para la educación particular, lo que derivará en el incremento de costos, cuotas y afectaciones que pagaremos de forma inevitable las familias mexicanas. Aun así, si las cuotas no las incrementaran, esta regulación causará que el aumento de costos agrave la situación económica de las ya muy laceradas escuelas, pues no es secreto que la pandemia las ha afectado económicamente, al grado que, aproximadamente el 41.66% de las mismas han tenido que cerrar sus puertas”.

Luis Arturo Solís Bravo, vicepresidente de la Unión, señaló que de aprobarse esta doble regulación algunas escuelas particulares se verían en la necesidad de cerrar.

“Estaríamos hablando de pérdida de empleos, cierre de algunas escuelas, de ninguna manera estaremos de acuerdo con una NOM que genere sobrerregulación en la escuela particular, afectando directamente a los padres de familia en medio de la coyuntura económica que estamos atravesando como consecuencia de la pandemia de Covid-19”.

Los padres de familia exigieron al gobierno federal que apoyo a las instituciones educativas particulares.

“A través de incentivos para que se desarrollen, fortalezcan su oferta, innoven y generen alternativas tecnológicas, virtuales, presenciales y mixtas, más allá de sobre regularlas porque estamos seguros de que eso no conviene a nadie ni a las familias mexicanas, ni a la escuela particular, ni al propio gobierno en sus diferentes niveles”.

EZM