Staff Correo

Guanajuato.- La Revolución Mexicana atrajo la atención de los medios internacionales.  Sabemos que a través de la caricatura política se emiten desde el humor los puntos de vista de sus autores.

Sin embargo, dibujantes originarios de Estados Unidos mostraron una imagen sarcástica y hasta racista de los revolucionarios. Recordemos que el conflicto armado en nuestro país afectaba los intereses del vecino del norte.

La influencia de McCutcheon

Entre los caricaturistas de la época destaca John T. McCutcheon.  El historiador Juan Manuel Aurrecoechea reunió la obra del dibujante, 70 imágenes, en el libro ‘Imperio, Revolución y caricaturas. El México Bárbaro de John T. McCutcheon’.

En esta compilación los mexicanos aparecen como salvajes, borrachos y sucios. Para McCutcheon la Revolución fue la insurrección de los bárbaros.

El protagonista de la lucha no era Francisco Villa, tampoco Emiliano Zapata, no era ningún caudillo sino el Tío Sam, siempre aplacando a los revoltosos.

Según Aurrecoechea, es un discurso que Estados Unidos revivió durante la campaña y gobierno del ahora expresidente Donald Trump.

El historiador cree que este estereotipo de los mexicanos no se quedó en los cartones de los periódicos de la época, llegó al cine y las historietas, y contribuyó a la imagen que muchos estadounidenses aún tienen de nosotros.

Las caricaturas de la época son un valioso documento histórico que nos muestra a México a través de ojos extranjeros y explica el lamentable presente.

También lee: Acusan a Pepe Le Pew y Speedy González de ‘normalizar’ abuso sexual

LC