Últimos días de la muestra fotográfica de Rodrigo Moya

Sin categoría

“Lectura de Basura”, escena captada en la ciudad de México, en 1966. Foto: Miguel Carrillo

Son dos colecciones  que se pueden visitar en el Museo Regional Alhóndiga de Granaditas

Manuel Carrillo 

GUANAJUATO, Gto.- Llevar en la mente dos cámaras, una para “cubrir las órdenes del patrón, y la otra para captar las imágenes que no les interesan a los periódicos, pero que son valiosas porque reflejan la vida cotidiana”, fue una idea fija del fotógrafo mexicano Rodrigo Moya, testigo privilegiado de acontecimientos sociales; parte de su obra se exhibe en el Museo Regional de la Alhóndiga de Granaditas.

“Lectura de Basura”, escena captada en la ciudad de México, en 1966. Foto: Miguel Carrillo
“Lectura de Basura”, escena captada en la ciudad de México, en 1966. Foto: Miguel Carrillo

La exposición, compuesta por dos colecciones: “Tiempos Tangibles” y “Célebres y Anónimos”, revela parte de la historia contemporánea de Latinoamérica; ahí se pueden observar las confrontaciones de marines de los Estados Unidos y panameños; la vida íntima de las guerrillas de Guatemala y Colombia, y la Revolución Cubana, de la que Rodrigo Moya fue un testigo privilegiado.

De esta última etapa destaca la serie de fotografías tomadas al emblemático comandante Ernesto “Che” Guevara.

También se encuentran escenas de la vida cotidiana en la ciudad de México y rostros de campesinos e indígenas de Coahuila, Chihuahua y Oaxaca, imágenes que son valiosas no tan solo por ser un testimonio histórico, sino por su belleza.

Las fotografías transportan a las protestas callejeras que se suscitaron en la capital del país a finales de los años 50 y en la década de los 60 del siglo pasado, en cuanto a la vida cotidiana destacan las escenas de vecindades, con la telaraña de tendederos sobre los cuales cuelgan las prendas, o la vida de los pepenadores, como la imagen de unos niños que tirados sobre el piso leen placenteramente algo que rescataron de la basura.

La exhibición de 50 obras,  de las más de 40 mil negativos que posee, permanecerá hasta el 15 de enero. El museo está abierto de martes a  sábado de 10 a 18 horas. Domingos de 10 a 15 horas.