Trump y aliados celebran ataques contra Siria

Ataque Siria
Publicidad

Advierten a Damasco de otra agresión en caso de que insista en utilizar sus armas químicas

AFP

Washington, EE. UU.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y sus aliados Francia y Reino Unido, celebraron ayer sus ataques de precisión en Siria, advirtiendo al régimen de Damasco que volverán a atacar en caso de que insista en utilizar armas químicas.

Horas después de recurrir a las bombas, los aliados mostraron sin embargo sus intenciones de volver a la diplomacia, al hacer circular entre los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU un proyecto de resolución que busca que se investiguen los ataques con armas químicas en Siria.

El texto también pide envíos libres de ayuda humanitaria a Siria y demanda que Damasco se involucre en pláticas de paz bajo el amparo de la ONU.

La operación militar contra tres instalaciones en las que presuntamente había armas químicas, se ganó el repudio de Rusia, pero un intento de Moscú de que los ataques fueran condenados en el Consejo de Seguridad se quedó corto.
Trump y sus aliados ordenaron la rápida misión militar de una noche sobre objetivos en Siria en respuesta a las sospechas de un ataque con armas químicas hace una semana en el enclave rebelde de Duma, que dejó más de 40 muertos.
Washington cree que en el ataque del 7 de abril fueron usados gas sarín y gas cloro.

Tanto el régimen de Bashar al Asad como su aliado Rusia han negado responsabilidad. Moscú tildó de “acciones agresivas” el ataque, pero no respondió militarmente.

La embajadora estadounidense Nikki Haley advirtió en la ONU que aunque la misión fue concebida para durar sólo unas horas, no están descartadas nuevas acciones.

“Hablé con el presidente esta mañana (ayer) y dijo: ‘Si el régimen sirio usa su gas venenoso de nuevo, Estados Unidos está cargado y engatillado’”, dijo en la reunión.

“¡Misión cumplida!”, había escrito Trump en Twitter, donde saludó los ataques “perfectamente ejecutados”.
Las negociaciones sobre el proyecto de resolución estadounidense, francés y británico deben comenzar mañana lunes.
Entre los objetivos del texto está lanzar una investigación independiente de las alegaciones de uso de gas tóxico en Siria, con el fin de identificar a quienes lo emplearon. Del lado humanitario, pide evacuaciones de heridos y el paso seguro de misiones médicas.

Un freno “por años”

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha llamado continuamente a que terminen las divisiones en torno a Siria y ayer pidió “contención” para evitar que el conflicto crezca. En Damasco, el presidente Al Asad afirmó que esta “agresión” no hace más que “reforzar su determinación de seguir luchando y aplastar el terrorismo”, un término con el que designa a los rebeldes.

Justo antes del amanecer del sábado, comenzaron a escucharse explosiones alrededor de la capital siria, que se extendieron por 45 minutos y se mezclaron con el rugido de los aviones de combate. Medios estatales reportaron tres heridos, el ministerio de Defensa ruso dijo que “no hubo víctimas” ni civiles ni militares. Los blancos fueron escogidos para evitar personal o equipos rusos en Siria, donde Moscú lanzó en 2015 una intervención militar para apoyar a Asad en la guerra interna.

El ejército ruso aseguró ayer que las defensas antiaéreas sirias lograron interceptar 71 de los 103 misiles lanzados por las fuerzas estadounidenses, francesas y británicas.

E/MEJZ*