Agencias

Washington.- El presidente Donald Trump escenificó el lunes un regreso espectacular a la Casa Blanca tras salir del hospital militar en el que recibió un nivel de atención médica sin precedentes para Covid-19. De inmediato desató una nueva controversia al declarar que, a pesar de que él enfermó, la nación no debe temer al virus que ha provocado la muerte de más de 210 mil estadounidenses, y luego ingresó a la residencia sin mascarilla.

El mensaje de Trump alarmó a los expertos en enfermedades infecciosas y dejó entrever que el hecho de que el presidente se haya enfermado no lo hizo reconsiderar su actitud frecuentemente displicente hacia este mal, del que también se han contagiado la primera dama y varios asesores de la Casa Blanca, incluyendo nuevos casos dados a conocer ayer.

Después de aterrizar en la residencia presidencial en el helicóptero Marine One, Trump ascendió cuidadosamente las escaleras del pórtico sur, se quitó la mascarilla y declaró: “Me siento bien”. Hizo una señal optimista con los dos pulgares al helicóptero que partía desde la terraza del pórtico, donde sus asesores habían colocado banderas estadounidenses para acompañar ese momento durante la puesta de sol. Y luego ingresó a la Casa Blanca, en la que se veía a asesores caminar en el Salón Azul, sin usar protección en el rostro.

El presidente salió del Centro Médico Militar Walter Reed, donde su doctor, el comandante de la Armada Sean Conley, dijo que Trump sigue siendo capaz de contagiar a otros y no estará completamente “fuera de peligro” durante una semana más, pero que había cumplido o superado los estándares para recibir el alta del hospital. Se prevé que el mandatario continúe su recuperación en la Casa Blanca, donde aún no se determina el alcance completo del brote que ha infectado a personal en los más altos niveles del gobierno estadounidense.

Aun así, el presidente tuiteó antes de salir del hospital que no se mantendrá fuera de acción por mucho tiempo: “Volveré a la campaña pronto”.

Previamente Trump quiso proyectar una imagen de confianza.

“Saldré del estupendo Centro Médico Walter Reed hoy a las 6:30 p.m. ¡Me siento muy bien! No le tengan miedo al COVID. No permitan que domine su vida… ¡Me siento mejor de lo que me sentía hace 20 años!”, tuiteó.

Trump emitió su mensaje acerca de no temer al virus a pesar de que su gobierno ha alentado a los estadounidenses a ser muy cuidadosos y tomar precauciones para evitar contraer y contagiar la enfermedad, que cada vez suma más casos en el país.

Atrás de Biden

Un sondeo de Reuters/Ipsos publicado el domingo mostró que el republicano Trump está 10 puntos porcentuales detrás del demócrata Joe Biden en la intención de voto para los comicios 3 de noviembre. Y alrededor del 65% de los estadounidenses consultados consideró que Trump no se habría infectado si hubiera tomado con mayor seriedad la pandemia sanitaria.