Trump lucha por encarrilar su campaña de reelección

Agencias

Washington.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aún enfermo de Covid-19, se afanó ayer por encarrilar su campaña de reelección ante el avance del candidato demócrata Joe Biden, quien apeló a la unidad del país cuando faltan
cuatro semanas para los comicios del 3 de noviembre.

Convaleciente en la Casa Blanca tras tres noches hospitalizado, el republicano, de 74 años, volvió a minimizar la amenaza de la pandemia, mientras que el exvicepresidente de Barack Obama, de 77, dio negativo nuevamente en la prueba y siguió recorriendo el país llamando a salvar “el alma de Estados Unidos”.

“Los medios de Noticias Falsas (…) sólo quieren hablar de la Covid-19”, se quejó Trump en Twitter, molesto porque dijo no mencionan lo “bien” que está la economía.

En ese ámbito, sin embargo, él mismo provocó olas al romper abruptamente las negociaciones con los demócratas para un nuevo plan de ayuda para mitigar el impacto de la pandemia en los hogares y las empresas, suspendiéndolas hasta “después de que gane”.

Su decisión hizo caer en picada a Wall Street, que cerró en rojo.

Y Biden no tardó en acusarlo de “dar la espalda” a los estadounidenses. El tumultuoso día de Trump estuvo signado por una nueva encuesta de intención de voto favorable a Biden. Un sondeo de CNN/SSRS mostró al exvicepresidente 16 puntos por encima del mandatario (57% a 41%), luego de que otro de NBC News-Wall Street Journal publicado el domingo señalara una diferencia de 14 puntos de Biden frente a Trump (53% a 39%).

“Los mismos encuestadores mostraron al presidente perdiendo en 2016. Ganó la carrera entonces y está haciendo lo mismo ahora”, dijo en Fox News Hogan Gidley, secretario de prensa de Trump 2020.

En los estados clave para ganar la elección, Biden aventaja a Trump por un promedio de 4,4 puntos, según el compilado de encuestas de RealClearPolitics.

Desde Pensilvania, uno de esos “campos de batalla”, Biden redundó en sus llamados a superar la polarización y el odio.
“Las fuerzas oscuras, las fuerzas de la división, las fuerzas del ayer nos están separando, sujetando y reteniendo”, dijo Biden en el sitio de la batalla de Gettysburg donde en 1863 los unionistas de Abraham Lincoln obtuvieron una victoria decisiva sobre los confederados.

“No podemos y no permitiremos a los supremacistas blancos acabar con el Estados Unidos de Lincoln y [los abolicionistas] Harriet Tubman y Frederick Douglass”, agregó.

“Extremadamente bien”

Trump insistió en proyectar una imagen de líder intrépido que doblegó a la Covid-19, luego de sugerir que puede ser “inmune” al virus, y llamar a no temerle ni dejarse dominar por él.

El médico de la Casa Blanca, Sean Conley, dijo que el mandatario, que recibió un cóctel de terapias experimentales tras el anuncio de su diagnóstico positivo el viernes, no reportó “ningún síntoma” de la enfermedad y seguía “extremadamente bien en general”. “¡ME SIENTO BIEN!”, tuiteó Trump.

Estoy deseando que llegue el debate de la noche del jueves 15 de octubre en Miami. ¡Será genial!”, agregó, sobre el segundo duelo con Biden, quien, sin embargo, dijo que se opondría a debatir con Trump si éste todavía seguía enfermo con Covid-19. “Espero que se sigan todos los protocolos”, dijo Biden.

Hoy la compañera de fórmula de Biden, Kamala Harris, y el vicepresidente Mike Pence se encontrarán en Utah para su único debate previsto, en el que estarán separados por una barrera de plexiglás.

LC