María Espino

Guanajuato.- Tristes y desolados lucen los panteones Santa Paula, La Luz, Santa Teresa y de más camposantos que hay en la capital, tal como ya se había anunciado, este 1 y 2 de Noviembre permanecen cerrados y en comparación con años anteriores lucen sin gente y sin puestos de venta de flores, ni de alimentos como suele ocurrir cada año durante la celebración de “Día de Muertos”.

A la entrada del camino que conduce al cementerio en Santa Teresa, desde el domingo Joel Alvares instaló un puesto de venta de coronas de muerto y aunque dijo saber que los panteones están cerrados él salió con la esperanza de vender algo pues comentó que de ahí sale el sustento diario y aunque no ha vendido mucho mencionó que ha llegado gente que se lleva las ofrendas para guardarlas y llevarlas a sus difuntos cuando los panteones abran.

“Una que otra gante ha llegado, nosotros venimos porque también tenemos necesidad. A lo mejor el gobierno dice que es mal pero también uno tiene necesidad, hay veces que ya no tengo ni para la comida porque si nos quedamos en la casa el gobierno no me va a llegar de comer y tengo varios niños ósea que hay que salir a buscar le pan de cada día porque esta canijo”, expresó Joel Álvarez.

 Y aunque no precisó cifras dijo que la perdida ha sido muy grande, “ahorita uno ya no gana, antes pierde; lo único que uno quiere es sacar algo para seguir adelante” y adelantó que basado en lo que está ocurriendo y lo que se pronostica en torno a la pandemia los comerciantes de temporada (como él) considera que la época decembrina será muy mala, pues señaló que también se dedica a elaborar piñatas.

Lo inimaginable en “Día de Muertos” en las inmediaciones del antiguo panteón Santa Paula, que luciera desierto y lo provocó el Covid-19, sólo lució este 2 de Noviembre uno de los camposanto más emblemáticos y concurridos por capitalinos y turistas.

Es usual ver vendedores de flores en esta zona los 365 días del año, sin embrago en esta fecha tan importante en la que se conmemora  a los difuntos, sólo abrió un local en donde los encargados aseguraron que no han vendido nada desde la tarde del sábado pero decidieron trabajar, “quizás caiga algún cliente”.

Comerciantes de Alfeñiques registran perdidas

Este dos de Noviembre los puestos de venta de alfeñiques también sufrieron los estragos de la pandemia y los comerciantes no lograron vender mucho perdiendo gran parte de su inversión.

Aunque si llegó gente a los negocios de alfeñique emplazados en Jardín Reforma, en el centro histórico, los comerciantes aseguran que comparado con años anteriores ahora la venta fue muy baja y prácticamente no sacaron ni lo invertido.

AC