Redacción

Brasil.- La travesura de un niño brasileño salió mal y terminó haciéndolo viral en redes sociales. Más que meter la pata, el pequeño se hundió por completo en el problema, es decir, en un gran y costoso jarrón de su familia.

El travieso resultó sorprendentemente escurridizo pues logró introducirse en el jarrón, pero luego de eso, ya no fue capaz de salir y es que no es para menos, pues el espacio de apertura era diminuto.

En el video solo se puede ver su cabeza asomada misteriosamente desde el interior.

Aparentemente la familia, que vive en Amazonas, Brasil, se reunió para con idear un plan y sacar al menos. Desafortunadamente su decisión final fue romper el lujoso objeto.

En el video compartido se puede ver a la madre del pequeño de 6 años rompiendo la valiosa pieza con un martillo para sacar al niño sin problemas.

La familia no pudo evitar burlarse de la situación y la abuela del niño incluso le cobró el jarrón, asegurando que se trataba de una reliquia familiar con un alto costo.

También lee:

LC