Luz Zárate

Celaya.- Desde hace 28 años el señor Abraham Juárez vendía en la Expo Navideña, en este 2020 que se canceló la festividad por la pandemia del coronavirus, es uno de los comerciantes que tuvieron que buscar opciones para ofertar los nacimientos, papel roca, musgo, heno, esferas, árboles de navidad y todo aquello que se requiere para festejar y adornar la casa en esta época del año.

Él y otras seis familias tuvieron que rentar un predio particular ubicado en el Eje Manuel J. Clouthier, casi esquina con Salvador Ortega, para poder instalar su puesto, pues al suspenderse la Expo Navideña que se instalaba tradicionalmente en el Parque Morelos, se quedaron sin un sitio para trabajar. 

“¡Ahora es cuando los mexicanos debemos demostrar de qué estamos hechos! La pandemia no nos puede hacer que nos rindamos, aquí estamos vendiendo, cumpliendo las medidas sanitarias, cuidándonos del covid pero echándole ganas”, dijo. 

Tradición familiar

Así como él, más de 200 comerciantes que venden nacimientos y otros productos navideños han tenido que buscar opciones para subsistir. 

Otros se instalaron en sus domicilios, unos más en mercados, tianguis, algunos tuvieron que rentar locales, pero la mayoría tuvo que buscar opciones para vender su mercancía.

“Nosotros cada año vendemos nacimientos, yo llevo 28 años pero mi esposa de toda la vida, su familia se dedica a esto desde que estaban en San Agustín desde hace unos 50 años; sí nos preocupamos cuando se suspendió la expo, pero buscamos opciones y aquí estamos de lunes a domingo de ocho de la mañana a diez de la noche”, dijo Abraham.

La directora de Fiscalización, María Azucena Arredondo Mendoza, no aprobó la realización de la Expo Navideña debido a que se instalarían 180 comerciantes más los puestos de comida, lo que ponía en riesgo a la población pues eso generaría aún más contagios de coronavirus Covid-19.

EZM