Roberto Lira

Celaya.- De llegar esta semana la vacuna contra el Covid-19 y se aplique a la población de más de 60 años, se podría analizar la reactivación del servicio de Transporte Incluyente Público, que se suspendió desde hace casi un año. Sin embargo, el análisis de esta decisión dependerá también del Semáforo Estatal de Reactivación.

El presidente de la comisión de Movilidad y Transporte Público, Aldo Sahib Velásquez Velázquez, comentó que a casi un año del inicio de la pandemia el servicio de trasporte público para los adultos mayores y las personas con movilidad reducida sigue suspendido, pero ante la posibilidad de que se inicie la vacunación de gran parte de este sector, se podría reactivar.    

Agregó que sí es una posibilidad este análisis, sin embargo, primero se tiene que concretar la vacunación que recientemente fue confirmada para Celaya por las autoridades sanitarias, donde se tiene contemplado aplicar más de 4 mil dosis en la población mayor los 60 años.

“Posterior a la vacunación considero que habría que valorar, principalmente de acuerdo a las propias indicaciones y recomendaciones de las autoridades sanitarias de la Secretaría de Salud, y guiarnos por la semaforización que se está estableciendo en el estado para valorar si es recomendable o no reactivar este transporte”, comentó el edil.

Asimismo, Velásquez Velázquez señaló que este servicio ha sido importante para la movilidad de este sector, pero, también este grupo de la población es el más vulnerable ante la pandemia, por lo que de reactivarse debe garantizarse que ninguna persona corra riesgos de contagios. 

El Transporte Incluyente Público inició en agosto del 2019 con tres rutas y durante los primeros meses se tuvo un uso en promedio de 45 personas al día. Desde el 27 de marzo del 2020 el servicio fue suspendido y en este tiempo se autorizaron dos rutas más, sin embargo, no se han puesto en operación.

ndr