Daniel Moreno

Salvatierra.- Alrededor de 150 personas llegaron este martes al Centro Gerontologico de Salvatierra para la toma de muestras genéticas que permitirían comparar el ADN de los cuerpos encontrados en fosas y los familiares que tienen personas desaparecidas

La cita fue a las 9:00 de la mañana, a las 10:00 comenzaron a pasarlos y a las 12:00 pm todavía seguían llegando personas en autos, taxis y a pie procedentes de varios municipios cercano como Acámbaro, Celaya, Juventino Rosas, Cortazar, Moroleón y el mismo Salvatierra.

Consultados, varios de los familiares de desaparecidos coincidieron en no tener avances de sus casos pues pese a varios meses o años, nunca les habían hecho una toma de muestras de ADN.

Iván, originario de Cortázar dijo estar más en paz que el resto de su familia y cree que su papá a quien levantaron hace 8 meses cuando manejaba su camioneta, está muerto y una esperanza es que se ubique entre las víctimas de las fosas de Salvatierra lo que daría tranquilidad a su familia .

Ana, originaria de Moroleón, dijo que aún extraña a su hijo de 37 años de edad que salió a vender dulces el pasado 23 de diciembre y simplemente ya no regresó, con lágrimas en los ojos dijo que como madre, espera verlo otra vez aunque muy en el fondo sabe que podría estar entre las víctimas de las fosas encontradas.

“El salió a vender dulces y ya no regreso, tengo fe que regrese, pero sé que pudiera estar entre estas personas y me daría descanso saber dónde está”, externó.

En el lugar, representantes de la Fiscalía dividieron a los interesados en dos filas los que tenían denuncia por desaparición y los que no.

Una de estas personas sin denuncia por la desaparición de su esposo, llevó a su hijo e hija a quienes les tomaron muestra de sangre, dijo que les dieron un pinchazo en un dedo y lo pusieron en un papelito, luego le dijeron que se mandarán a análisis y en un mes y medio les estarán avisando de los resultados, agregó que con o sin denuncia a todos les estaban pidiendo nuevamente datos de su familiar sobre el día de su desaparición.

Para todos el trato fue igual y se fueron con la esperanza que en un mes y medio alguno de los cuerpos de las fosas sean aquel familiar que tanto han buscado.

Continúa el silencio en la fosa de Cortazar

Después de seis días que se han estado llevando a cabo el trabajo de excavaciones en la Cañada de Caracheo, en el municipio de Cortazar, ninguna autoridad ha informado de manera oficial cuántos cadáveres han encontrado hasta el momento en las fosas clandestinas.

Sin embargo para los habitantes de la comunidad han sido días de silencio, de miedo y asombro al notar día a día más y más unidades de Policía en la zona donde trabajan los peritos.

Aunque continúa trascendiendo que al menos han sido entre 30 y 45 cuerpos en las al menos 33 fosas los que se han encontrado, pero esta información no se ha confirmado.

Mientras tanto, los trabajos de campo continúan en la comunidad Cañada de Caracheo y se desconoce cuándo finalicen y con ello, se den a conocer a conocer los resultados de la búsqueda de cuerpos a los cuales se les realizarán exámenes forenses para de esta manera determinar sus identidades.

Hallan más restos

Los trabajos en la zona de Rancho Grande se reanudaron ayer y se encontraron un número de cuerpos hasta el momento no determinado.

El último número de cuerpos encontrados que proporciono la Fiscalía fue de 61 hasta el pasado viernes, durante el fin de semana en el predio conocido como Rancho Nuevo, al margen del Río Lerma y cercano al rastro municipal no se trabajó y solamente cuerpos de seguridad vigilaron la zona, pero éste martes se reactivaron las actividades de búsqueda encontrando uno o más cuerpos, pues aunque no se supo el numero fue evidente por la llegada de la camioneta del Servicio Médico Forense que se acercó al lugar para cargar lo correspondiente.

Elementos de seguridad en lugar dijeron no tener autorización para hablar al respecto pero confirmaron que sí hubo más hallazgos este día y otras señal fue el trabajo de dos binomio caninos que laboraron en el lugar.

Insisten activistas que son amedrentados

La Fiscalía General del Estado (FGE) y el gobierno del estado insisten en amedrentar a los colectivos de familiares de personas desparecidas, porque aunque no se encontraron pruebas contra las cuatro mujeres acusadas de presuntamente haber golpeado a policías estatales, éstas si fueron amenazadas durante todo el proceso y ahora se pretende hacer lo mismo con José Gutiérrez representante del colectivo ‘Sembrando Comunidad’, señaló la diputada local de Morena, Magdalena Rosales Cruz.

Esto después de que la FGE determinó el no ejercicio de la acción penal en contra de Karla Verónica, Ma. del Carmen, Olimpia e Isela Berenice, luego de que de acuerdo con la investigación iniciada no se acreditó que estas hayan agredido a por lo menos ocho elementos de la Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE).

De acuerdo con el expediente se señala ahora, la participación de hombres durante la manifestación del pasado 10 de julio en la capital del estado y al caso se sumó una carpeta de investigación en la que se acusa a José Gutiérrez, vocero del colectivo ´Sembrando Comunidad´ de haber lesionado a por lo menores tres elementos estatales.

Magdalena Rosales Cruz señaló que todo el proceso llevado a cabo por la FGE simplemente es un acto de amedrentamiento en contra del derecho a la manifestación y a las exigencias de los colectivos de familiares de personas desaparecidas.

Que se dejen de esconder: Yulma

La dirigente del CNOP en Guanajuato, Yulma Rocha Aguilar exigió a las autoridades estatales dejar de esconderse y asumir la realidad que se vive en Guanajuato con la aparición de más fosas clandestinas que solo evidencian la impunidad e incapacidad para resolver la problemática.

A través de un video, la priista señaló que la sociedad guanajuatense ya no puede vivir en el miedo de las ejecuciones y tiroteos en el estado, al que se le suman las fosas clandestinas, mismas que forman parte de una cadena de delitos y violación de derechos humanos que jamás se hubiese pensado había en el estado.

“Las autoridades deben de dar el paso, deben de reconocer la realidad que se vive en Guanajuato, los funcionarios deben de dejar de esconderse, nos deben muchas explicaciones, deben de dar resultados a los guanajuatenses que exigimos vivir en paz”, demandó la exlegisladora.

Compartió que las fosas son usadas por el crimen organizado para una manera de infundir terror y evidencias la impunidad y la poca capacidad para combatirla por parte de las autoridades, cuyos funcionarios son responsables de no poder contenerla es lo que está impactando a la sociedad, que todos los días llora por sus familiares asesinados o desaparecidos.

EZM

También te puede interesar: