Fernando Velázquez

León.- El presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de León, Gil Vázquez Ávila, recomendó a la ciudadanía dar una revisada general a sus viviendas para detectar posibles daños, luego de los temblores registrados el pasado fin de semana, aunque estimó que, debido a su baja intensidad, no se haya generado alguna afectación.

En entrevista, refirió que la intensidad de los sismos del sábado y domingo fue inédita en la ciudad, y no se puede descartar que en un futuro se presenten otros con mayor fuerza.

A pesar de ello, el presidente de los ingenieros en la ciudad sostuvo que es difícil que algún inmueble haya resultado dañado por este fenómeno, sobre todo por su breve duración.

“Aquí lo más importante es que los ciudadanos que lo sintieron, hagan una revisión general de sus viviendas para evitar fisuras que se pudieran dar. Al día de hoy no debe haber daños por la baja intensidad del temblor y por el tiempo que duró, que fue prácticamente entre uno y dos segundos”, dijo.

Gil Vázquez explicó que los movimientos telúricos se sintieron más en la zona norte de León por ser más próxima a la zona serrana, que al ser la más rocosa, es donde se amplifican más las ondas sísmicas.

Buscar espacios abiertos

Asimismo, apuntó que cuando se registra un temblor o sismo que dure más de 4 segundos, las zonas más seguras dentro de una casa son los espacios abiertos, como patios o los muros de la puerta principal y ventanas frontales en la planta de abajo.

“Hay que buscar siempre los espacios abiertos, patios, cocheras, donde no tengamos algún elemento que nos pueda caer. Aquí no hubo caída de objetos, que es otra de las problemáticas que se tienen —por ejemplo— en la Ciudad de México, la caída de objetos sobre las personas, entonces buscar zonas abiertas es el lugar más seguro”, dijo.

De igual manera, sugirió que si alguien tiene dudas sobre qué tan segura es su casa para resistir este tipo de fenómenos, lo ideal es acercarse con un especialista en ingeniería estructural.

ac