María Espino

Guanajuato.- Tras casi siete años de pleito de gobierno municipal en contra de Iovana Rocha Cano, ex regidora priista en Guanajuato capital, por presunto mal uso de recurso público cuando era directora del extinto Instituto de la Mujer municipal, finalmente el Municipio perdió la disputa y ahora la ofendida buscará por la vía legal que le paguen la reparación de daño económico y moral.

Así lo dio a conocer Iovana Rocha Cano, quien señaló que desde hace siete años ha sido víctima de una persecución política y “brutalmente misógina” de parte de la administración municipal encabezada por el priista Edgar Castro Cerrillo, por lo que buscará que las instancias correspondientes sancionen por haber anticipado, hecho público y girado instrucciones al área jurídica municipal, de la administración 2015-2018, para que aplicaran sanciones que no habían sido legalmente enjuiciadas.

Rocha recordó que la auditoria en su contra comenzó en el 2014 y resaltó que con el fallo a su favor que la absuelve del pago de todas las prestaciones reclamadas en lo penal, civil y administrativo por el Ayuntamiento capitalino, será la actual administración encabezada por Alejandro Navarro Saldaña la que tenga que hacer los pagos correspondientes y “hacer frete al resultado de la toma de decisiones irresponsables tomadas en otra administración encabezada por el priista Edgar Castro Cerrillo”.

En el 2018, el Ayuntamiento que encabezó el priista Edgar Castro Cerrillo, determinó sancionar a Iovana con el reintegro de 272 mil pesos que no pudo comprobar durante la investigación.

Victor Hugo Rosales Espinoza, apoderado legal de Iovana Rocha, explicó que con base en la auditoria que efectuaron al extinto Instituto de la mujer municipal y varias inconsistencias que presentó esa auditoria se realizó un trabajo de revisión de lo que habían hecho en su momento los auditores, además se promovió un Juicio Contencioso Administrativo en contra de la determinación del Ayuntamiento de “sancionar y ordenar el inicio de acciones legales en contra de Iovana”.

Espinoza detalló que fue en la decimo sala civil del Tribunal Justicia Administrativa en donde se falló a favor de Rocha Cano al emitir una “sentencia definitiva ejecutoriada” en la cual se absuelve a Rocha Cano de todas las acusaciones.

Precisó que sigue vigente la primera sentencia civil que emitió el juzgado civil segundo especializado en materia de extinción de dominio en la que se analizan las inconsistencias que presentó la auditoria afectada; por lo que aseveró que no había elementos para que se responsabilizara a Rocha de nada y menos para que se iniciara alguna acción legal.

“En esta sentencia contencioso administrativa se reflejan con mucho detalle todas las inconsistencias de la auditoria y todas las inconciencias legales en las que incurrió el municipio, no obstante la claridad de esa sentencia, el municipio insistió en presentar una denuncia penal y un juicio civil por responsabilidad en contra de Rocha; en la denuncia penal no se encontraron ningún tipo de elementos para continuar ni con la investigación y en el juicio civil el segundo juzgado especializado en materia civil y extensión de dominio absolvió de todo lo reclamado a la maestra Iovana”.

Rosales manifestó que buscarán que la autoridad municipal pague los gastos que género el pleito civil, no precisó cantidad pues dijo que aún no se liquida y aún no tienen cifra exacta, además de que se haga lo propio con los funcionarios o ex funcionarios municipales que actuaron de manera indebida.

Finalmente adelantó que iniciarán un juicio de responsabilidad patrimonial al Estado dado que la conclusión a la que llegó el Ayuntamiento al inicio de toda las acciones legales carece de toda legalidad; además buscarán la intervención de la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato a fin de que se haga una disculpa pública.

LC