Municipios Top 5

Tras siete años de servicio, Kenia denuncia despido injustificado en la policía de Pénjamo

Manuel Arriaga

Pénjamo.- En pleno día internacional de la mujer, Kenia Guerrero Ramírez, quien tenía 7 años de servicio en la Policía Municipal de Pénjamo, pide explicaciones en la Presidencia Municipal de Pénjamo de su despido, que consideró injustificado. Aseguró que interpondrá la denuncia para que le liquide confirme a derecho, acusó al director de la corporación, el capitán Rafael Perfecto Beltrán Noverola de haberla despedido por asuntos personales y aseguró que los derechos de las mujeres no están a salvo en la corporación, la misma que hace días presumía la creación de la Unidad de Género.

Kenia aseguró además que no tuvo un derecho a una audiencia digna en el Consejo de Honor y Justicia, un consejo integrado mayoritariamente por policías y trabajadores de la Policía Municipal. “Si eso nos pasa a nosotros, las mujeres policías, que se puede esperar el resto de las personas”, afirmó la entrevistada.

Kenia inició su carrera en la unidad municipal de Protección Civil, a dónde entró a trabajar un 14 de enero de 2014. Por su trabajo y disciplina, fue ascendida a policía luego de acreditar sus exámenes de control y confianza. 2 años después, presentó exámenes de promoción y obtuvo su grado de policía tercero, fue escolta y estaba considerada como personal de confianza de la Policía Municipal, hasta la llegada del capitán Rafael Perfecto Beltrán Noverola.

La expolicia penjamense denunció que fue el pasado primero de marzo cuando el director de la corporación, Rafael Beltrán Noverola, le notificó de manera verbal de su despido. Ese mismo día también fue cesada de la corporación, Teresa García, integrante de la patrulla de género que presumió hace algunos días, la dependencia municipal.

Informó que al no recibir un oficio de despido, se presentó a trabajar a su turno el 2 de marzo, sin que se le permitiera ingresar a las instalaciones. Ayer y ante la falta de un documento legal que avale su despido, fue a la secretaría del ayuntamiento para solicitar una explicación de su baja, sin obtener respuesta alguna.

Indicó que fue cesada por problemas personales ajenos a la prestación del servicio público que venía desempeñando desde hace 7 años. Aseguró que el director de la Policía Municipal violentó sus derechos, al impedirle trabajar en la corporación, a no tener un abogado presente durante la sesión del Consejo de honor y Justicia. “Si eso nos pasa a nosotras, como mujeres policía, que se puede esperar el resto de la gente”, señaló.

Aseguró que acudirá ante las instancias legales para exigir la restitución de su puesto, o bien, un finiquito acordé a sus años de servicio, porque solamente le ofrecían 10 mil pesos como liquidación. “Yo espero que se resuelva esto de una manera civilizada y pronto, se me está acusando de muchas cosas, incluso de pérdida de confianza, pero todo mundo sabe que se trata de cuestiones personales”, detalló.

Urgió a los regidores que conforman la comisión de Seguridad Pública, para que se realice una investigación al interior de la Policía municipal pues acusó que ocurre en el interior, una serie de irregularidades. Denunció incluso que se le quiere boletinar en la plataforma nacional, imposibilitándole con ello poder conseguir trabajo en otra corporación.

Llamó al alcalde Juan José García López investigar el motivo de destitución y despido de dos mujeres policías, ocurrido apenas el lunes de la semana pasada.

Related posts