Gilberto Navarro
Guanajuato.-
Tras siete días de reparaciones del socavón que surgió en la carretera libre Guanajuato-Silao, se reabrió la circulación.

El pasado martes, las lluvias causaron que el arroyo que pasa por debajo de la vialidad creciera y se llevara el material de la bóveda debajo del pavimento, a la altura de Villas Manchegas.

Lo anterior provocó un hundimiento y el cierre del paso de vehículos.

Foto/Gilberto Navarro

Durante siete días la Secretaría de Infraestructura Conectividad y Movilidad trabajó en la reparación del hundimiento.

Este martes por la mañana se retomó la circulación en la carretera libre Guanajuato-Silao, lo cual desfogo el tránsito en la zona sur de la capital.

Con esto se espera que las autoridades reviertan los cambios de sentido que se hicieron tanto en el distribuidor vial El Laurel, como en la calle  de “La Vía”.

MD