Nayeli García

Irapuato.- “No queremos que en Irapuato estemos lamentando hechos tan tristes”, advirtió la alcaldesa Lorena Alfaro ante la muerte colateral de un niño de 10 años el fin de semana pasado, por lo que dijo que está entrando en las colonias conflictivas para atender la raíz del problema de inseguridad.

En una semana del nuevo gobierno, se han acumulado al menos 10 homicidios dolosos en la ciudad de Irapuato, entre ellos la muerte de un niño de 10 años y la de dos jóvenes de 17 y 18 años en diferentes hechos delictivos.

También lee: FGE: ‘fuego cruzado’ en Irapuato provocó muerte de dos menores de 10 y 17 años

Lorena Alfaro compartió que la instrucción que tiene no sólo la Secretaría de Seguridad Ciudadana sino todo el gabinete es el trabajo de forma conjunta y transversal para la construcción de la paz y sus familias y no permitir que ocurran hechos tan lamentables como la muerte de un niño durante un ‘fuego cruzado’ en un funeral.

“Yo voy a luchar todos los días por Irapuato, para atender la cauda de los problemas, ustedes ya vieron estuve en Villas de San Cayetano, ya estuve en la Constitución de Apatzingán, ya estuve en San Juan de Retana, ahí es donde vamos a entrar a trabajar, conocer lo que está pasando para actuar pertinentemente en consecuencia a través de la Secretaría de Seguridad Ciudadana e insisto de todas las áreas de la administración municipal”, puntualizó.

Lorena Alfaro comentó que incluso tuvo un acercamiento con la familia del policía asesinado, horas antes de haber tomado posesión del cargo, para revisar qué está pasando y conocer de primera mano su sentir y actuar para resolver el problema de fondo.

La tragedia

Foto: Correo

Fue al filo de las 12:30 horas de este sábado, cuando varias personas a bordo de vehículos y motocicletas, con música de banda y cuetes, participaban en un cortejo fúnebre para acompañar en su última morada a una persona, de la que no se han informado detalles.

Se dirigían al panteón particular Guadalupano, ubicado en la zona sur de la ciudad, cuando a unos metros de la colonia Floresta, varios motociclistas emitiendo varios disparos y huyendo, se acercaron al evento.

Derivado del hecho, tres personas habrían resultado heridas —un niño de 10 años y su padre, así como un adolescente, parte de los motociclistas armados—. No obstante, tanto el pequeño como el adolescente perdieron la vida más tarde derivado de las heridas recibidas.

El menor falleció casi al instante por las heridas producidas; mientras que el adolescente de 17 años —presuntamente implicado en el ‘fuego cruzado’, conocido como ‘El Beto’ y originario de Colima— perdió la vida durante la madrugada del domingo cuando era atendido en el hospital de la ciudad.

LC