Redacción

Irapuato.- Una mujer, originaria de Cortazar y reportada como no localizada, fue ubicada en Irapuato y auxiliada por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

Debido a que, por la desaparición de esta mujer existía una investigación en la Fiscalía General del Estado, fue trasladada ante el Ministerio Público, para tratar de localizar a sus familiares.

La mujer, identificada como Ana y por quien se activó el Protocolo ALBA, fue localizada en la comunidad La Calera, donde los habitantes reportaron que tenía toda la mañana deambulando por la zona y nadie lo ubicaba como vecina de este lugar.

Personal del Centro de Atención a Víctimas (CAV) se trasladó a esa localidad y encontró a la mujer en la esquina de la calle Emiliano Zapata, quien cargaba consigo ropa.

Al entrevistarse con la mujer, dijo ser originaria de Cortazar. Con los datos que proporcionó, se corroboró la activación del Protocolo ALBA, el 5 de noviembre, al reportarse su no localización, en el municipio de Cortazar.

La mujer, con las medidas sanitarias, fue trasladada en una unidad del CAV a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado, en Irapuato, a la espera de la llegada de sus familiares, con quienes se tuvo contacto para informar sobre la localización de la mujer.

EZM