Roberto López

Ocampo.- Colocar una ventanilla única para atender las quejas por los cobros de agua, iniciar un procedimiento para inhabilitar a Marco García y restaurar el servicio de agua en La Tinaja y San Juan Bosco fueron los acuerdos a los que llegaron el gobierno local y los inconformes tras la manifestación de este jueves.

Pese a que en la tarde del miércoles, la alcaldesa María Guadalupe Rodríguez anunció que Marco García Anguiano quedaba separado de su cargo por los videos donde se burló de los manifestantes que exigían agua, la sociedad ocampense se sintió ofendida y ayer jueves se volvieron a manifestar, pero esta vez con más exigencias.

Se reunieron en las canchas frente a la escuela Vicente Guerrero y de ahí caminaron las tres cuadras que separan a la presidencia municipal, donde exigieron hablar con la alcaldesa.

Unas 200 personas, de La Tinaja, San Juan Bosco y de la cabecera municipal se congregaron afuera de la presidencia municipal, exigiendo el servicio del agua y una sanción más drástica para el ex funcionario que se dejó grabar orinando y burlándose de los manifestantes.

Previamente ya estaban ahí los asesores del gobierno del estado para asistir a la alcaldesa. Un grupo pequeño de inconformes entraron a la presidencia y expusieron que los cobros de agua son excesivos, que cuando van a quejarse no les hacen caso y que, incluso, los funcionarios que los atienden son groseros y se burlan de ellos.

Tras más de una hora de diálogo, se acordó que a partir del próximo lunes se colocará una ventanilla de atención única para recibir y atender las quejas con respecto al servicio del agua.

También se acordó que se iniciará un procedimiento administrativo en contra de Marco García en busca de su inhabilitación. Los inconformes pedían que se le inhabilitara de por vida, pero se les explicó que se trata de un proceso que debe llevar una investigación, que por derecho laboral, la ley le otorga.

Otro acuerdo fue que en las próximas horas, el servicio de agua en La Tinaja y San Juan Bosco quedará re establecido por completo.

Los acuerdos fueron plasmados en un documento y firmados por la alcaldesa, la contralora Olga Leticia Ramírez, la encargada del departamento del agua, Norma Medellín y cuatro de los inconformes.

EZM