Nayeli García

Irapuato.- El anexo del Templo de Santiaguito se está cayendo a pedazos ante los ojos de un grupo de al menos 180 estudiantes de la Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil de Irapuato, que sueñan con crear el Conservatorio de Música Mahler, el cual iba a ser instalado en la Presidencia Municipal de Irapuato, al ser convertida en el Centro de Artes, proyecto que está en el limbo.

El coordinador del Patronato del Conservatorio, Juan Miguel Alcántara Soria junto con el director de la orquesta Guillermo Silva García acudieron al Miércoles Ciudadano para entrevistarse con la alcaldesa Lorena Alfaro y solicitar su apoyo, ya sea que se dé continuidad a la dotación de un espacio para los alumnos del instituto o bien que se apoye en la reparación del edificio que ha sufrido importantes daños por las lluvias.

Juan Miguel Alcántara Soria compartió que el techo del inmueble se está cayendo, y sólo funcionaban dos aulas, pero debido a las lluvias, los daños se hicieron más evidentes, y es que incluso la Dirección de Protección Civil ya había advertido de la utilización del inmueble por riesgo de un colapso.

Por lo que el acercamiento ya se había tenido con la anterior administración en donde se pensó en la creación del conservatorio de Música Malher e instalarlo en la Presidencia Municipal, la cual sería convertida en Centro de Artes, sin embargo, debido a la pandemia, el proyecto se retrasó y finalmente no pudio ser concretado por el ex alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez.

También lee: Habrá Torre Médica en Irapuato, afirma Lorena Alfaro; prepara propuestas

Ante la petición, la alcaldesa se comprometió a revisar la petición e incluso, poder recorrer el espacio para dar alternativas para que los estudiantes, siguen recibiendo clases y la cultura pueda seguir fomentándose entre los jóvenes de Irapuato y la región.

La Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil de Irapuato fue fundada hace más de diez años por Guillermo Silva García y en enero del 2020 firmó un convenio con Malher Foundation of Viene y el alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez para la creación del conservatorio para seguir enseñando a los niños.

Más de 400 estudiantes han egresado en casi una década, por lo que se busca que este conservatorio será una incubadora de talentos en donde los niños, las niñas y los jóvenes puedan desarrollar su potencial artístico de manera profesional.

LC