Cuca Domínguez

Salamanca.- Mujeres buscadoras de desaparecidos en el municipio ingresaron este día al Cereso de Salamanca, para buscar algún indicio que los lleve a localizar a sus familiares desaparecidos.

Alma Lilia Martínez, del colectivo ‘Salmantinos Unidos, buscando desaparecidos’, dijo que esperan tener buenos resultados, porque al menos en este momento en Salamanca —y sólo en su colectivo— hay 30 familias buscando a igual número de familiares.

Explicó que la intención de ingresar al Cereso de Salamanca es buscar con vida a los desaparecidos, por lo que al terminar esta visita concluye la caravana que ingresó a las diversas cárceles del estado en busca de algún indicio que los lleve a encontrar a nuestros desaparecidos vivos o muertos.

“De esta visita esperamos tener buenos resultados. En todos los Ceresos que hemos visitado ya hay reporte que se han localizado uno o dos reencuentros. En Cereso Mil pudimos ver el reencuentro con el hijo de mi amiga Aracely, que no sabía dónde estaba. Sirvió de ayuda, pero en total se registraron cuatro reencuentros con internos”.

Precisó que cualquier dato que dan sirve para empezar y tener una pista que les ayude a saber dónde buscarlos, pues insistió: “no queremos saber qué pasó o quiénes son los responsables. Nosotros no queremos buscar culpables, queremos buscar a nuestros familiares”.

Tres decenas en silencio

Aunque hasta ahora no hay una cifra exacta de cuántos desaparecidos hay en el municipio de Salamanca —debido a que muchos no los han denunciado o los que han denunciado están amenazados y no quieren tener más problemas—, tan solo en este colectivo hay en este momento 30 familias que buscan a igual número de familiares desaparecidos.

“Los familiares de desaparecidos estaban silenciados desde hace mucho tiempo. En Salamanca éramos la única ciudad que estaba callada, que nadie hablaba o quería denunciar, pero poco a poco ya se han animado a buscar a sus familiares. Tan solo en esta semana se sumaron cuatro nuevas familiares que no se habían animado a buscar a sus familiares”, dijo.

Finalmente, destacó que seguirán trabajando hasta reencontrarse con sus familiares sin importar que estén sin vida, para poder alcanzar un poco de paz entre las familias.

Las mujeres buscadoras, apoyadas con personal del Gobierno del estado, ingresaron al Cereso de Salamanca con la esperanza de poder encontrar algo que los lleve hasta sus familiares.

ndr