Redacción

Argentina.-En la localidad Coronel Moldes de Salta, Argentina, la familia de una joven organizó una fiesta de quince años y, tras la celebración, su madre y siete tíos fallecieron por haberse contagiado de Covid-19, presumiblemente en el evento.

Las personas que murieron tenían entre 65 y 80 años, todos, hermanos de la madre de la joven festejada. Según el médico Bernardo Biella, los fallecimientos comenzaron dos semanas después de la fiesta que se realizó hace cerca de un mes.

“El primero fue el de la mamá de la joven y después los tíos empezaron a tener síntomas. Uno de ellos fue internado en terapia intensiva, pero (terminaron) muriendo siete de los nueve hermanos que asistieron”, dijo el médico a La Nación.

Dos hombres siguen internados en el Hospital Papa Francisco y ninguna de las personas que murieron por el virus había recibido la vacuna.

Tras lo ocurrido, Omar Carrasco, presidente municipal de Coronel Moldes, afirmó que detectaron fiestas clandestinas, pero ninguna con la magnitud de la fiesta de quince años y durante abril clausuraron 121 fiestas clandestinas en la provincia y 419 en lo que va del año.

ndr