Fue un accidente: dueño de funicular

Sin categoría

El propietario dice que el transporte recibía mantenimiento constante y puede probarlo

Alfonso Ochoa

GUANAJUATO, Gto.- No fue por negligencia, afirmó Eduardo Knapp Aguilar, dueño del funicular, tras su caída ocurrida la noche del sábado. En la cabina viajaba la operadora, quien resultó lesionada. Hasta ayer por la tarde no había un informe oficial de las autoridades municipales.

Se desconoce cuándo volverá a operar, se espera que sean sólo días. Foto: Rogelio León
Se desconoce cuándo volverá a operar, se espera que sean sólo días. Foto: Rogelio León

Protección Civil colocó sellos de clausura después del hecho, que se registró a las 21:20 horas. Knapp Aguilar afirma que constantemente entregó a PC bitácoras del funcionamiento del funicular, documentos que demuestran que recibía el mantenimiento correspondiente.

“Fue un accidente como puede suceder con cualquier máquina (…) no se rompió el cable que sujeta el funicular, sino una flecha, lo que provocó que perdiera tensión el cable y chocara la cabina contra el tramo que se denomina fin de la carrera”, explicó Knapp Aguilar.

Pide no alarmar a la población

Descartó que las consecuencias hubieran sido fatales de haber viajado más personas. “Se rompieron algunos vidrios y se doblaron algunas láminas, la persona que operaba la cabina resultó lesionada, fue hospitalizada, su vida no corre peligro”, afirmó.

“Fue un accidente como puede suceder con cualquier máquina (…) se espera la visita de un técnico español de la empresa que vendió el funicular, para que se haga el peritaje correspondiente y se determine qué fue lo que pasó”

Eduardo Knapp, propietario

Asegura que el traslado a pie de los pasajeros sobre los rieles, se hizo cumpliendo las normas de seguridad pertinentes.

Knapp señaló que es la primera vez que el funicular sufre un accidente, y pidió no ser alarmistas: “no hay que espantar la gente, no hubo negligencia”, insistió.

Protección Civil no informó de manera oficial del accidente, el director Carlos Ruiz Lona no respondió al teléfono. Tampoco dio parte Comunicación Social.

Los otros afectados

Los comerciantes del mirador de El Pípila, consideran que sus ventas bajarán, pues el funicular transportaba a la zona a más de mil turistas diariamente.  Desconocen cuándo estará en función.

“Es un medio para llegar rápido y seguro, bueno eso de seguro ya no se puede afirmar, (…) pues en cinco minutos subías, en cambio en camión, en el servicio público de trasporte urbano, si lo tomas en la Plaza de la Paz tardas en llegar al Pípila, en promedio entre 30 a 40 minutos”, dijo Jesús López, quien vende fotografías en el mirador.

Nota relacionada: 

El funicular cae; la conductora, herida