Gilberto Navarro

Guanajuato.- Vecinos de Paseo de la Presa, indignados por la tala de cinco árboles, se reunieron para plantar otras especies en el espacio dejado por los ejemplares que fueron cortados.

Esto después de que se cortaron cinco ficus en el frente de un inmueble catalogado con permiso de la administración municipal a través de la dirección de ecología a cambio de la donación de otros cincuenta arboles jóvenes.

La justificación fue que las raíces de estos árboles afectaban los cimientos del inmueble y las redes de drenaje.

Lee más aquí: Tala de ficus en Paseo de la Presa indigna a población de Guanajuato capital

Al menos unos veinte ciudadanos se reunieron para plantar árboles pequeños ya que se indignaron por lo que calificaron como un ecocidio.

Carla Piñón, ciudadana de la capital se dijo molesta por el daño ecológico y contradijo la justificación que dio la administración municipal para permitir la tala de los cinco ficus.

“Yo tengo la base de datos de Simapag, el drenaje no pasa por aquí, donde se hace una enramada es en el siguiente callejón, eso arboles no afectaban el drenaje, que se esclarezca y que se nos informe, ya basta de estas situaciones arbitrarias que no nos consideran”.

Dijo que van a seguir exigiendo al Gobierno Municipal que no se permita la afectación a la ecología.

Carla Piñón, a nombre de los ciudadanos ahí presentes, reclamó que el gobierno municipal haya dado preferencia a la armonía ambiental con el inmueble y no a la naturaleza, buscando otras opciones antes de cortar los árboles.

“No es en armonía con el ambiente, no es por una necesidad social, es por cuidar un inmueble catalogado, ustedes mismos juzguen, vamos a buscar que se vuelvan a replantar los arboles”

LC