Nancy Venegas

Irapuato.- Rafael Herrera Estrella, director del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad (Langebio), acusó de excesivo burocratismo a la Comisión Federal Para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), porque desde hace 9 meses los investigadores de este laboratorio presentaron un proyecto para la aprobación de pruebas rápidas para la detección de coronavirus con alto nivel de eficiencia y a costos accesibles, pero el organismo no ha valorado el proyecto que sería de gran valía para frenar los contagios especialmente cuando se detectan nuevas variantes de la enfermedad en territorio nacional. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó a los países la aplicación masiva de pruebas para detectar la Covid-19, a fin de prevenir más contagios. Con base en esta premisa, Herrera Estrella, comentó que hace 9 meses un equipo de investigadores del Langebio presentó a la Cofepris y al Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos Dr. Manuel Martínez Báez, un proyecto de prueba rápida para la detección de la enfermedad. 

También lee: Espera Langebio ‘luz verde’ para prueba

“El proyecto sigue atorado en la Cofepris, lo que sí logramos fue lanzar este proyecto de vigilancia genómica estamos secuenciando de manera masiva el virus dentro de un consorcio que le llamamos Covigen, es extraño -la burocracia- sobre todo cuando es algo útil para la pandemia que no se hayan asignado”.

Las pruebas no se pueden aplicar a la población en tanto la Cofepris no avale su uso. El director del Langebio explicó que esta prueba tiene la ventaja de proporcionar un resultado confiable a tan sólo 30 minutos después de la toma de muestras con hisopos.

“Es una prueba eficiente y su costo comercial sería inferior a los que están actualmente a la venta lo que son las pruebas de antígenos, el precio de cada prueba sería de 250 pesos”.

LC