Algunos de los camiones en el transporte de Salamanca operan sin luces ni direccionales, incluso algunos sin calaveras

Alejandro Sandoval

Salamanca.- Pese a la revista mecánica, la empresa de transporte público en Salamanca Villa de Barahona de Salamanca, que dirige Roberto Calvillo, incumple el Reglamento de Movilidad y Transporte Público.

Sus camiones y microbuses, que a diario trasladan a los salmantinos de un destino a otro, operan sin tablillas de circulación y se les observa en malas condiciones generales, obsoletas e inseguras para el usuario.

Algunos de los camiones en el transporte público en Salamanca operan sin luces de ‘stop’, ni direccionales, incluso algunos sin calaveras.

El reglamento establece que los vehículos deben contar con las placas o el permiso expedido por la Dirección, tarjeta de circulación, así como los engomados de la revista mecánica. También deben tener la verificación vehicular correspondiente, algo de lo cual carecen la mayoría.

transporte-público-en-Salamanca4
Foto: Alejandro Sandoval

Por si no lo viste: Transporte público en Salamanca aún trabaja al 50%; usuarios aún son pocos

Unidades ya cumplieron su tiempo

Aparentemente, muchos de los camiones ya cumplieron su ciclo de servicio.

Al mercado Tomasa Estévez arriban todo tipo de unidades, desde autobuses con las defensas rotas o con humo negro que sale de sus escapes. Éstas siguen presentando el servicio normalmente sin que alguna autoridad pueda hacer mucho. El mal estado de las unidades es evidente.

El reglamento salmantino también establece que el Servicio Público de Transporte será prestado por vehículos del tipo autorizado; pudiendo ser autobuses, minibuses o microbuses. Ellos deberán contar con todos los equipos, dispositivos, sistemas de seguridad y comodidad.

El reglamento cita que se impondrá sanción de 15 U.M.A. al concesionario o permisionario de Servicio Público de Transporte que, entre otras cosas, permita circule un vehículo de su concesión sin placas o sin el permiso respectivo.

Lee también: Salamanca: Habitantes de la Lázaro Cárdenas urgen rutas de transporte para su colonia

transporte-público-en-Salamanca3
Foto: Alejandro Sandoval

Casi un centenar sin tablillas

El 3 de marzo del año 2021, hace 14 meses, la Dirección de Movilidad, Transporte y Vialidad señaló que cerca de 90 unidades de transporte público en Salamanca circulaban sin placas.

En ese entonces, la dependencia informó que tenían un proceso pendiente, con un 40% de avance. Esto luego de que las empresas transportistas habían solicitado una prórroga para concluir este trámite.

Mientras tanto, los usuarios del servicio reclamaban que se les debía exigir a los transportistas que se regularicen, así como ellos implementaron el aumento a la tarifa.

En ese momento, se informó que los concesionarios no habían podido concluir por cuestiones administrativas. Posteriormente, por la falta y disminución de actividades debido a la pandemia.

Puedes leer: ¿Subirá el pasaje en Salamanca? Comisión de Transporte podría aprobarlo  

transporte-público-en-Salamanca2
Foto: Alejandro Sandoval

Desde ese entonces se dijo que Villas de Barahona y Servicio Urbano de Salamanca solicitaron una prórroga para efectuar el cambio de placas.

A la fecha, los camiones de Villas de Barahona siguen operando sin tabillas. Por ejemplo, las unidades SA-006, SA-0017, SA-0047, SA- 0058, SA-0136, SA-0037, SA0270, SA-0288, SA-0527 y SA0534 circulan sin placas.

Camiones sucios, asientos rotos, o flojos porque les falta un perno o no tienen seguridad, ventanas y puertas abiertas, es cosa de todos los días.

Unidades de transporte reprueban en la capital

camiones urbanos de Guanajuato

De 132 camiones que prestan el servicio de transporte público en la capital, 49 reprobaron la primera revisión físico–mecánica llevada a cabo por la Dirección General de Tránsito, Movilidad y Transporte.

Este número representa el 37 por ciento de las unidades que circulan por la capital. Esto quiere decir que 83 sí pasaron la revista mecánica.

El titular de la dependencia, Luis Rivera Almanza, informó que las unidades que no pasaron la revisión tienen un plazo de 30 días para solventar las observaciones detectadas. Estas fallas, dijo, no representan un riesgo grave para los usuarios del transporte público.

https://t.me/periodico_correo