arroyo
Foto: Manuel Arriaga

Manuel Arriaga

Cuerámaro.- El arroyo Santo Domingo está casi a su máxima capacidad y, de desbordarse, pondría en riesgo a los habitantes de localidades cercanas como La Carroza, además de más de 2 mil 100 hectáreas de terrenos de cultivo.

Para evitar esta situación, las autoridades trabajan con apoyo de tractobombas —dispuestas por los ejidatarios de la zona— para disminuir el nivel del arroyo y evitar la inundación de viviendas y terrenos de cultivo en la zona de La Carroza, ubicada en los límites entre los municipios de Abasolo y Cuerámaro.

Como medida urgente de prevención, las autoridades consideran cerrar las compuertas de otros embalses como Las Presas San Pablo, El Coyote, Las Balsas y San Juan Chico, para que funcionen como vasos reguladores de captación de agua pluvial.

Sin embargo, ante la posibilidad de que sigan presentándose las lluvias en esta región del Estado, las probabilidades que las presas se cierren son menores y la esperanza actual radica en las acciones que llevan a cabo, de manera conjunta, para tratar de disminuir al máximo el nivel del arroyo.

ndr