Toman clases en salón improvisado

Este espacio era el comedor de la escuela de Colorado de Herrera. Foto: Especial

Aunque el personal docente aseguró que la medida es sólo provisional por algunas semanas, los estudiantes están tomando sus materias en un área no apropiada para ello

Manuel Arriaga

Pénjamo.- En pleno inicio del ciclo escolar, alumnos de la escuela primaria de la comunidad El Colorado de Herrera en Pénjamo toman clases en un aula improvisada debajo de un tejado de estructura metálica debido a que sus aulas están en construcción. Aunque el personal docente aseguró que la medida es sólo provisional por algunas semanas, los estudiantes están tomando sus materias en un área no apropiada para ello.

Ayer, a través de las redes sociales fue compartida una fotografía donde se aprecian un grupo de niños que toman clases en la escuela de la comunidad Colorado de Herrera, situada a unos 9 kilómetros de la cabecera municipal.

Los menores están sentados en estructuras de concreto utilizadas como bancas y mesas, el área sólo cuenta con uno de los cuatro muros y tiene un techo de estructura metálica. No es un espacio digno ni adecuado para que los niños tomen sus clases, sin embargo la necesidad de habilitar este espacio que originalmente es el comedor de la escuela como aula radica en que se construyen los espacios educativos.

Sobre este hecho las autoridades educativas de la Secretaría de Educación de Guanajuato no han emitido alguna postura al respecto con la finalidad de saber si se podrá dotar a la escuela de algún aula móvil para que los niños tomen sus clases en un lugar más seguro y cómodo.

RC