Karla Silva

Silao.- Desde bolsas de plástico hasta trapeadores y prendas de vestir, suelen ser arrojados al drenaje sanitario en Silao, lo que provoca fallas en la planta tratadora de aguas residuales e inundaciones en las calles.

Ante la poca cultura que existe en el municipio respecto al cuidado del medio ambiente, estos y otro tipo de desechos se acumulan en las alcantarillas y en las tuberías, situación que persiste con el paso de los años.

Raúl Tovar Jasso, director de Operación y Mantenimiento en el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Silao (SAPAS), comentó que para contrarrestar la problemática, durante todo el año se desarrolla un programa de desazolve.

Durante la temporada de lluvias el agua se desborda por las alcantarillas, mientras que al llegar a las plantas tratadoras, su proceso resulta afectado pese a que se tienen filtros de recolección de basura.

Con apoyo de un camión hidroneumático durante 2020 se han limpiado aproximadamente 25 mil metros lineales de tubería. El funcionario hizo un llamado a evitar que las bolsas con basura se dispersen por las calles y en consecuencia, lleguen a las alcantarillas.