Guanajuato Top 5

Tiene Callejón del Beso un ‘hermano menor’ en Sinaloa

Gilberto Navarro

Guanajuato.- Aunque el Callejón del Beso en Guanajuato capital es mundialmente conocido por la leyenda de los dos enamorados que le dieron fama, y por dar suerte a las parejas que se besan en el tercer escalón, pero… ya no es el único callejón con este nombre, pues existe otro en San Ignacio, Sinaloa.

El Callejón del Beso en la cabecera municipal sinaloense se comenzó a conocer por este nombre luego de que, al inicio de la administración municipal de Iván Ernesto Báez, se decidió darle promoción turística al municipio por medio del embellecimiento de dicho callejón, con murales y colocación de iluminación.

Tal espacio sinaloense tiene muros en tonos rosas, con corazones pintados y poemas románticos escritos.

“El de Guanajuato es el original”

Al respecto, el director General de Desarrollo Económico y Turístico de la Capital, Daniel Gutiérrez Meave, señaló que tienen conocimiento de que existe el segundo Callejón del Beso, sin embargo, reiteró que el de Guanajuato fue el primero con esta denominación.

Señaló que no hay competencia entre ambos callejones, incluso la creación del Callejón del Beso sinaloense puede ayudar para que los turistas quieran viajar a Guanajuato a conocer “el original”.

“Nos pareció como un esquema de promoción sin buscarlo, para darle más ruido al Callejón del Beso, porque el único Callejón del Beso siempre va a ser el principal, el de Guanajuato, porque no es algo que se construyó o creó, viene de una leyenda, que se ha vuelto parte del folklor y la cultura tradicional de la ciudad”.

Señaló que, incluso si la administración de San Ignacio quiere viajar a Guanajuato a conocer el Callejón del Beso original, son bienvenidos.

El origen ‘del original’

La leyenda que le dio origen al famoso Callejón del Beso en Guanajuato data de la época del auge minero de Guanajuato, en el siglo XVIII y tiene como protagonistas a Carmen y Luis, la primera una doncella de una familia rica, hija de un celoso hacendado, y el segundo un minero pobre, que compró la casa frente a la de su amada, ya que sus ventanas se encuentran separadas por escasos 68 centímetros.

El padre de Carmen los descubrió y mató a su hija clavándole una daga. La muerte de Carmen llevó a Luis al suicidio, lanzándose a un pozo en Valenciana.

La fatídica historia de amor llevó a la leyenda de que las parejas que se besen en el tercer escalón del callejón, justo debajo de la ventana, tendrán garantizado el amor por siete años.

ndr

Related posts