Agencias

Ciudad de México.- El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) desechó la resolución del INE que negó el registro como partido político a la Redes Sociales Progresistas (PSP), que lidera Fernando González Sánchez, yerno de la maestra Elba Esther Gordillo.

Con cinco votos a favor, el pleno rechazó la impugnación del PAN contra la resolución del INE que dio el registro como partido nacional al Partido Encuentro Solidario (PES), antes Encuentro Social.

Con el fallo, el registro que otorgó el INE, a principios de septiembre, a Encuentro Solidario se queda intacto, pues los magistrados rechazaron que la participación de ministros de culto en 15 asambleas haya violado el principio de laicidad, ya que, sostuvieron, esos encuentros no fueron validados por el Instituto Nacional Electoral.

Antes el TEPJF revocó el fallo del INE con el que negó el registro como partido político nacional a Fuerza Social por México, organización ligada a la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM), que lidera el senador de Morena, Pedro Haces.

Los magistrados determinaron que el INE realice una nueva revisión de las asambleas organizadas, de las cuales canceló algunas, por la asociación civil con lo que podría alcanzar el registro como partido político.

Con esta determinación, Fuerza Social por México recuperó cinco asambleas y cumple así el mínimo, pero deberá ser ratificadas por el Instituto Nacional Electoral (INE).

La Sala Superior también aprobó la resolución del INE con la que negó el registro a Súmate a Nosotros, la organización del expanista Manuel Espino, titular del Servicio de Protección Federal de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

Estos asuntos provocaron una larga discusión entre los magistrados, quienes se dividieron sobre la participación de sindicatos y si una organización política debe ser sancionada por tener simpatías de los sindicalizados.

Los magistrados determinaron que Súmate a Nosotros falló en la fiscalización de quienes le aportaron recursos, no cumplió con el número de afiliados y tampoco pudo completar las asambleas válidas para alcanzar el registro.

La primera impugnación que el pleno votó fue la del Grupo Social Promotor de México, a la que, con cinco votos a favor, negó el registro como partido político nacional.

Los magistrados concluyeron que en la organización, la nueva versión del extinto Nueva Alianza, hubo una intervención decisiva por parte integrantes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

LC