Luz Zárate

Celaya.- Al ver que va subiendo la creciente del Río Laja, vecinos de las comunidades de la zona sur del municipio temen que se vuelvan a inundar como hace tres años.

Aunque en este momento el cauce va a un 24% de su capacidad, los habitantes de la Luz, La Cruz y Cuije están a la expectativa pues cada temporada de lluvias temen inundarse, sobre todo porque este año no se limpió ni se le dio mantenimiento.

En 2018, centenas de habitantes de las comunidades el sur perdieron parte de su patrimonio y tuvieron que dejar sus casas algunos días debido a las severas inundaciones que sufrieron y hace dos años tuvieron encharcamientos y afectaciones, pero no tan graves como las de hace tres años.

“Siempre en esta temporada estamos con la preocupación de que se vaya a venir el agua, cuando vives una inundación te quedas con el trauma. Perdimos muebles, animales y la tranquilidad, el agua subió metro y medio”, recordó Luz María Velázquez, vecina del Cuije.

Piden monitoreo del río

Los vecinos de las comunidades La Luz y El Cuije contaron que cada vez que llueve se encharcan, pero el agua va bajando con el paso de las horas, por lo que pidieron a las autoridades municipales que monitoreen el río Laja y en caso de que se presente algún peligro se los informen.

El problema que sufren estas comunidades, así como la planta de Honda es que están en una parte baja y el agua que llega del río se desborda cada temporada de lluvias, sobre todo si hay apertura de la Presa Allende que en este momento va a un 23% de su almacenaje. En todo el trayecto del Laja hay árboles, troncos y enormes piedras que obstaculizan que corra el agua libremente.

EZM