Tarantino, aturdido por caso Weinstein

0
COMPARTIR

Quentin, quien ha sido amigo de Harvey por 25 años, dice que las revelaciones en contra del productor lo han desconsolado

El Universal

Ciudad de México .- Desde que The New York Times publicó “Harvey Weinstein le pagó por décadas a sus acusadoras de abuso sexual”, la vida del que fuera un poderoso productor de Hollywood, ha ido en caída libre. Fue despedido de la compañía que él mismo fundó, su esposa lo dejó, es rechazado por la gran mayoría de la industria cinematográfica y ya son más de 30 mujeres las que lo acusan de abuso sexual e incluso de violación.

Uno que había guardado silencio hasta hoy es el cineasta Quentin Tarantino, cuya carrera estuvo ligada a Harvey Weinstein desde un comienzo. Él produjo el primer largometraje de Tarantino, Perros de la calle (1992), que hoy ya es una cinta de culto. Luego, estuvo detrás de varias otros de sus filmes, como la exitosísima Pulp fiction (1994), Jackie Brown (1997), Bastardos sin gloria (2007), Django sin cadenas (2009) y Los ocho más odiados (2015).

Publicidad

La relación laboral, que cosechó éxitos para ambos lados, forjó paralelamente una relación de amistad entre ambos, por lo que la palabra de Tarantino era una de las que faltaban en el rompecabezas. Hace pocas horas, la actriz Amber Tamblyn publicó en su cuenta de Twitter que había cenado con el cineasta y tras una larga conversación, este le había pedido que por favor publicara su declaración pública sobre el caso de Harvey Weinstein.

Te podría interesar:  Orden de tacos, última pista para dar con 'El Chapo': NYT

“Anoche tuve una larga cena con mi amigo Quentin Tarantino. Me ha pedido que comparta una declaración sobre Harvey Weinstein”. El siguiente tuit traía las palabras del cineasta, quien ha ganado dos veces el Oscar por Mejor guión original.

“Durante la última semana, he estado aturdido y desconsolado por las revelaciones que han salido a la luz sobre mi amigo durante 25 años, Harvey Weinstein. Necesito unos días más para procesar mi dolor, mis emociones, mi ira y mi memoria, y luego hablaré públicamente al respecto”.

Dentro de los últimos antecedentes que se conocen del caso, Weinstein habría viajado a Europa para rehabilitarse por “adicción al sexo”.