Redacción

Afganistán.- Tras la toma de Kabul y después del caos que se produjo en el principal aeropuerto de la ciudad por su presencia en la capital afgana, los talibanes tratan de convencer a los ciudadanos de que han cambiado.

A través de la televisión estatal los talibanes anunciaron una “amnistía general” para todos los funcionarios estatales y los han animado a volver al trabajo, además de que instan a las mujeres a unirse a su Gobierno.

“Tenemos un acuerdo de convergencia para una amnistía general en todo Afganistán y para todos, incluidos los opositores que, sobre todo, en los últimos tiempos, han estado en las filas de los ocupantes. Todo el mundo se beneficiará de esta amnistía en el momento en que acepten el régimen islámico como un ideal y se sometan al régimen islámico”, declaraba Enamullah Samangani, miembro de la comisión cultural de los talibanes, en la televisión estatal afgana.

A pesar de sus declaraciones, muchos afganos siguen siendo escépticos. Las generaciones mayores recuerdan sus ideas islámicas ultraconservadoras, que incluían severas restricciones a las mujeres, así como lapidaciones, amputaciones y ejecuciones públicas.

MD