Tabaquismo, alcoholismo y obesidad, principales causa del cáncer de páncreas

Foto: Especial

En Estados Unidos representa la cuarta causa de muerte por neoplasias malignas; en México corresponde a la novena causa

Redacción

México.- El cáncer de páncreas es una neoplasia maligna, es una entidad muy común, no en cuanto a la incidencia, sino en cuanto a la mortalidad, en Estados Unidos representa la cuarta causa de muerte por neoplasias malignas; en México corresponde a la novena causa.

“No existe una causa como tal, prácticamente para ningún tipo de tumor, sin embargo, existen ciertos factores que sí pueden ser condicionantes o factores de riesgo, entre los principales se encuentran el tabaquismo, alcoholismo y la obesidad”, dijo el doctor Jesús Medina Valencia, cirujano oncólogo, adscrito a la clínica de tumores del tubo digestivo y pulmón, de la Unidad Médica del Alta Especialidad No. 1, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Existen otros factores que también se han visto, como la presencia de enfermedades crónico degenerativas, por ejemplo la diabetes mellitus, aunque la relación causa-efecto aún no está bien establecida.

Otro aspecto es el uso de ciertos medicamentos, pero sin duda la herencia, el alcoholismo y el tabaquismo son los principales factores de riesgo, además de la presencia de una pancreatitis crónica, es decir, la inflamación del páncreas.

El cáncer de páncreas se divide en cabeza, cuerpo y cola; el primero es el caso que más se presenta y se dan diversas manifestaciones como piel de color amarillo, dolor y pérdida de peso. Indicó el especialista del IMSS que la presencia de dolor y la pérdida de peso son indicio de un avance en la enfermedad.

Medina Valencia agregó que en la UMAE No. 1 se atienden  50 casos nuevos de cáncer páncreas al año. Es importante establecer el diagnóstico lo más pronto posible ya que sólo aproximadamente el 20% de los pacientes son candidatos a un tratamiento quirúrgico. En el IMSS se cuenta con la posibilidad de realizarles a los pacientes tomografías, resonancia magnética nuclear y colangiopatografía retrógrada endoscópica, como principales métodos diagnósticos.

Resaltó que aunque de manera leve, tiene una mayor incidencia en hombres que en mujeres, lo anterior debido a los malos hábitos de la población masculina en cuanto a las principales causas de la enfermedad, ya mencionadas. Se presenta alrededor de los 60 a 80 años de edad.

Recomendó a la población evitar el tabaquismo, el alcoholismo y llevar una vida saludable para no caer en la obesidad ni en enfermedades crónicas degenerativas, que pudieran ser punto de partida para padecer en esta enfermedad maligna.

 

RC