Agencias

Ciudad de México.- Con tan solo 19 años de edad, Iga Swiatek hizo historia en el torneo Roland Garros, derrotó a Sofia Kenin en la final para convertirse en la primera tenista polaca en ganar un grande, tanto en la rama femenil como varonil, además de ser la más joven con la corona francesa.

La joven promesa del tenis doblegó a la estadounidense por 6-4 y 6-1 en un partido que tuvo duración de una hora con 24 minutos de juego.

“Estuve fuerte mentalmente, intenté jugar agresiva, como en los partidos anteriores. Pero hoy estaba muy estresada y no sé cómo gané, solo quería estar concentrada. Espero que tu lesión no sea muy grave”, comentó Swiatek a Kenin, que inició el partido con una venda en su muslo izquierdo y recibió tratamiento médico en los vestuarios cuando perdía 2-1.

Kenin tardó ocho minutos para anotar el primer punto, no le sirvió de mucho porque su rival mandó el marcador hasta el 3-0. La estadounidense no pudo con la presión de ser la favorita, tardó en encontrar el tempo del partido y cuando lo hizo empató a tres juegos.

La norteamericana se vio forzada a solicitar la asistencia médica, a su regreso ya no tuvo resistencia y entregó el partido a Swiatek.

Swiatek no había perdido ningún set a los largo de las dos semanas que duró el Roland Garros, sólo cedió 28 juegos. Mañana subirá en el ránking WTA, ocupará el puesto 17

Este domingo se definirá al campeón de la categoría varonil, en el flamante duelo Djokovic contra Nadal, número uno y dos del ránking ATP.