Redacción

Salamanca.- La administración municipal informó que para  prevenir aglomeraciones y aumento de contagios de Covid-19, fueron suspendidas festividades religiosas y con ello la instalación de 200 comerciantes de ocasión.

Como parte de las acciones para preservar la salud de las familias salmantinas, el gobierno que encabeza la alcaldesa Beatriz Hernández mantiene la operatividad en para hacer cumplir las disposiciones sanitarias y de sana distancia emitidas por la Secretaría de Salud Pública, en las más de 12 mil unidades comerciales que operan en la localidad; además de suspender festividades religiosas para evitar la concentración masiva de personas y contener el incremento en los contagios del COVID-19.

“Todo lo que son festividades no están permitidas principalmente el docenario de la Virgen de Guadalupe, además no se va autorizar la instalación de comercios de ocasión, que año con año se instalaba un promedio de 200 puestos (…) en la periferia del mercado no se han entregado, ni se va a permitir la instalación de más comerciantes, seguimos con los operativos de revisión de las medidas sanitarias” informó Agustín García Becerra, director de Fiscalización y Control.

Al respecto, comerciantes pidieron a la ciudadanía respetar los lineamentos de salud al acudir a cualquier central de abasto o zonas comerciales a efecto de contener la cadena de contagios y no se tenga un retroceso a rojo en el Semáforo Epidemiológico; “esta enfermedad es real, nosotros debemos de cuidarnos y aplicar las medidas sanitarias para no contagiarnos” expresó Irene Ramírez Pérez.

A partir del lunes 09 de noviembre, el Semáforo para la Reactivación Estatal retrocedió de amarillo a naranja con lo que se disminuyó el aforo en giros de comercio al por mayor y menor, hospedaje, plazas comerciales, gimnasios, áreas públicas y cines; en tanto bares, cantinas y casinos deben operar a un 20 por ciento de su capacidad. “Es importante que no se hagan aglomeraciones y respetar la sana distancia, uso de cubrebocas y gel antibacterial, para que podamos seguir trabajando” externó Jesús Antonio Pérez Morales, comerciante.

SZ