Redacción

China.- Aún no se ve ni el fin de la pandemia provocada por la COVID-19  cuando ya se asoman otros virus potencialmente contagiosos.

Nuevamente el epicentro es el continente asiático. Ahora en Lanzhou se registró un brote de brucelosis  que al parecer se originó dentro de un laboratorio de una fábrica biofarmacéutica de la compañía Animal Husbandry Industry.

De acuerdo al Global Times, se creó luego de que utilizaran desinfectantes caducados, originando que los residuos de la bacteria quedaran en el gas emitido por los aerosoles, mismo que se esparció con el mismo aire hasta el Instituto de Investigación Veterinaria de Lanzhou donde se registró el primer brote en 2019.

Fue ahí cuando en septiembre pasado la provincia de China se realizaron casi 56 mil pruebas a ciudadanos, de las que 6 mil 620 fueron positivas.

¿Qué es la brucelosis?

Es una infección bacteriana que puede contagiarse a personas que trabajan continuamente con ganado, llámese agricultores, veterinario y personal del rastro.

Los síntomas son: temperatura alta, dolor muscular y tos. En algunos casos los pacientes infectados han presentado inflamación de testículos, ganglios, brazos e hígado. En otros han resultado con efectos secundarios como anorexia y artritis.

DM

Quizá te pueda interesar: