Roberto López

San Miguel de Allende.- Junto a representantes de los medios de comunicación, Francisco Jiménez Palacios, director del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de San Miguel de Allende (SAPASMA) recorrió las nuevas instalaciones de la planta de tratamiento de aguas residuales ‘La Parroquia 2’.

Se trata de una de las plantas más grandes del municipio, con capacidad de tratar 11 litros de aguas residuales por segundo.

La planta de tratamiento ‘La Parroquia 2’ está diseñada para recibir 11 litros de aguas residuales domiciliarias por segundo. Desde hace mes y medio, trabaja con 2.5 litros de agua por segundo, proveniente de los fraccionamientos: El Atrio, El Arcángel, La Parroquia 1 y El Milagro, y próximamente del fraccionamiento Punta del Cielo y de los desarrollos que están en construcción en la zona.

El funcionario aseguró que el agua, después del tratamiento, cumple con la Norma Oficial Mexicana NOM 003 que establece los límites máximos permisibles de contaminantes.