Top 5 Vida Pública

Sufrió la Iglesia varias bajas durante el 2020

Staff Correo

Estado.- Ante los estragos económicos y sociales que ha padecido la ciudadanía guanajuatense ante la pandemia, la Iglesia católica también ha enfrentado la enfermedad y hasta el deceso de algunos de sus ministros.

Del total de sacerdotes que sirven en la Diócesis de Irapuato, solo dos están enfermos de Covid-19, esto pese a realizar las misas con un aforo del 20%.

Así lo informó el vocero Efrén Silva Placencia, quien aseguró que todos los sacerdotes de la Diocesis mantienen las medidas sanitarias elaboradas por la autoridad “pero nosotros muchas veces no sabemos si la gente está enferma y quienes llegan a ir a los servicios pues motivan los contagios”, dijo. 

Añadió que el año pasado, 15 de los sacerdotes en la comunidad se contagiaron, “pero se tomaron las medidas precautorias y salieron adelante, solo dos, luego de salir del contagio y debido a la edad y a comorbilidades, fallecieron. Los demás se recuperaron y siguen ejerciendo el ministerio en sus parroquias y templos”, explicó.

“Nos enteramos hoy mismo que dos de nuestros sacerdotes que laboran en la parroquia de Santa Margarita en Villas de Irapuato, el padre ‘Lucho’ López y Luis Daniel, están enfermos, afortunadamente estables y en cuarentena, en espera de su restablecimiento”, aclaró Efrén Silva.  

En Celaya, al menos cuatro sacerdotes de la Diócesis de Celaya han fallecido a causa del nuevo coronavirus; actualmente, hay dos padres contagiados con el virus SAR-CoV-2, y el obispo, Benjamín Castillo Plascencia, ya se recuperó. 

Desde el inicio de la pandemia al menos 15 han resultado contagiados en esta temporada. 

En el mes de septiembre falleció el padre Rogelio Segundo, del templo de Tierras Negras en Celaya tras complicaciones provocadas por esta enfermedad. 

La primera semana de diciembre fue el padre Luis Antonio del oratorio de San Miguel Allende también perdió la vida.

En la última semana han sido dos sacerdotes más que han fallecido, el pasado dos de enero murió el padre Rodolfo Ramírez Martínez, párroco de la iglesia de Nuestra señora de Guadalupe en la comunidad de Juan Martín de Celaya; el pasado 6 de enero fue el padre Marco Antonio González de León, exorcista de la Diócesis de Celaya quien murió a causa del Covid-19. 

En la Arquidiócesis de León, entre enero del 2020 y lo que va de éste, se informó que perdió a 14 sacerdotes los cuales murieron por diversas causas, pero no descartan que alguno fuera por Covid.

LC

Otras noticias