Agencias

Miami.- Subieron a 28 los muertos en el colapso parcial de un edificio en Surfside, Florida, al reanudarse ayer la búsqueda de sobrevivientes luego de que la parte restante del inmueble fuera derribada con explosivos antes del azote de la tormenta tropical ‘Elsa’.

Aún hay 117 desaparecidos tras el derrumbe el 24 de junio de parte de las Champlain Towers South, de 12 pisos, pero un rescatista israelí dijo que las chances de encontrar sobrevivientes son “casi cero”.

Aun así, las cuadrillas de socorristas “estaban en modo completo de búsqueda y rescate” el lunes temprano, horas después de que la parte del edificio que aún quedaba en pie fuera derribada en medio de una neblina de humo y polvo, dijo la alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine Cava.

Informó después de la demolición que se había sacado otro cuerpo de entre los escombros, lo que elevó a 28 muertos.

Al acercarse la tormenta ‘Elsa’, cuyos fuertes vientos habrían podido arrasar lo que quedaba en pie del edificio poniendo en riesgo a los rescatistas, las autoridades optaron por derribarlo en la noche del domingo mediante una explosión controlada. Levine Cava había dicho el domingo que “derribar el edificio de manera controlada” era “fundamental para expandir” la operación de búsqueda, ya que los equipos no habían podido profundizarla antes debido al riesgo de derrumbes.

Ahora indicó que la demolición se realizó de acuerdo con el plan.

Por otro lado, dijo que las autoridades recaudaron “millones de dólares gracias a la generosidad de la gente en este país y en todo el mundo” para distribuir entre las familias afectadas por el derrumbe.

“Casi cero”

Pasados 11 días de la tragedia, la posibilidad de encontrar sobrevivientes es de “casi cero”, dijo a la cadena Local 10 Golan Vach, experto que integra uno de los equipos israelíes que están en el lugar.

Apenas un sobreviviente, un adolescente, fue hallado con vida entre los escombros en las primeras horas tras el derrumbe.

Desde entonces, no se encontró ningún otro sobreviviente pese a la movilización de los rescatistas, llegados de todo Estados Unidos, e incluso de Israel y México.

Entre los desaparecidos se cuentan decenas de latinoamericanos de países como Argentina, Colombia, Paraguay, Chile y Uruguay.

Aunque se planteó la hipótesis de una falla en el mantenimiento, no se tiene aún una respuesta clara sobre la causa del derrumbe.

EZM