Redacción

Irapuato.- Mientras las autoridades federales repiten que deben garantizarse buenas condiciones laborales para los trabajadores, los Servidores de la Nación de Irapuato, Romita y Silao, a diario sufren la explotación laboral.

A cambio de 9 mil 800 pesos mensuales, la afiliación al IMSS entre otras prestaciones y servir a la Cuarta transformación, son víctimas del maltrato de la subdelegada de la Secretaría de Bienestar, Katia Espinoza, que con frecuencia les recuerda que “deben chingarle igual que el presidente”, los obliga a laborar hasta 18 horas consecutivas sin lapso de alimentación ni días de descanso.

Además, bajo el pretexto de la austeridad republicana, obliga a los servidores a pagar el internet de la oficina y realizar la limpieza; la documentación para afiliar a los programas federales; y conseguir sus herramientas de trabajo como computadora personal, sillas o escritorios para cumplir sus funciones en las instalaciones o en campo.

Estrés ya generó víctimas

El constante estrés ya cobró la salud de uno de los colaboradores en Romita, que sufrió un derrame cerebral.

“Es horrible lo que estamos viviendo con la subdelegada, sabemos que nuestro trabajo es importante pero desde que llegó el clima laboral es muy feo, nos dice que como estamos en la austeridad si queremos internet en la oficina tenemos que pagarlo nosotros mismos, al igual que las copias de formatos para los programas sociales, en las oficinas no hay movilidad, tenemos que llevar nuestra silla o de lo contrario tenemos que trabajar en el piso, no hay personas que realicen la limpieza, nos obliga a limpiar o pagar 10 pesos para que otra persona lo haga”, platicaron Servidores de la Nación de Irapuato, Romita y Silao. 

Hace aproximadamente 2 años Katia Espinosa fue designada como subdelegada de la Secretaría de Bienestar, ella se encarga de la contratación de los servidores de la nación y su capacitación. También indica las actividades a realizar en una jornada estipulada en el contrato de 10:00 a 18:00 horas, de lunes a viernes, a cambio de un pago mensual de 9 mil 800 pesos, afiliación al IMSS entre otras prestaciones, pero sobre todo la delegada subraya a sus compañeros de trabajo que su prioridad es servir a la Cuarta Transformación.

Sin indicaciones y sin derechos

Las obligaciones de los servidores de la nación se incrementaron con las jornadas de vacunación anticoronavirus, ya que la subdelegada, sin detallarles el proceso ni las actividades que realizarían en los centros de vacunación, se limitó a designarles los puntos donde laborarían.

“Nunca se nos explicó que actividades íbamos a realizar, llegábamos a los centros antes de las 6 de la mañana y terminamos después de la 1 de la mañana, pero en ese proceso no teníamos derecho a comer, ni siquiera ir al baño y si alguien protestaba ya sabíamos que nos iba a castigar, como son los castigos: dejándonos más carga de trabajo y pidiendo a los demás compañeros que no nos hablaran, si teníamos alguna duda y le preguntábamos el castigo es que la subdelegada y su asistente Georgina Vargas, que además ha metido a muchos de sus familiares a trabajar y algunos de ellos no se presentan, nos ignoren”, platicaron los trabajadores federales.

Pero conforme avanza el tiempo las condiciones laborales para los servidores de la nación, empeoraron. Muestra de ello es un video de una reunión que sostuvo la delegada con un grupo de colaboradores federales, realizada durante las jornadas de vacunación anticovid. Donde les recalca que deben estar “agradecidos” por tener un empleo, que deben realizarlo sin priorizar un horario y los invita a seguir el ejemplo del presidente López Obrador.

“Hay muchos trabajos en el Oxxo”

“Si no valoran su trabajo pues busquen en otro lugar donde les den todas las condiciones, donde ustedes quieren poner condiciones, está es la cuarta transformación y no nada más es una cosa romántica, es trabajo, es chingarle cómo le chinga el presidente… ”, advirtió Katia Espinosa después de que algunos de sus compañeros de trabajo le manifestaran que después de una larga jornada de trabajo de hasta 18 horas, estaban agotados y que desde hacía al menos 3 semanas no habían tenido días de descanso.

Conscientes de que las jornadas de vacunación requieren un esfuerzo adicional, los servidores intentaron proponer a la subdelegada la implementación de turnos para que pudieran tomar sus alimentos y descansar un momento para continuar con sus laborales. Pero la funcionaria insistió en que aceptaron servir a la Cuarta Transformación con un esquema de trabajo diferente.

“Váyanse de verdad a buscar otro trabajo, hay muchos trabajos en el Oxxo donde quiera, donde las pueden aceptar de acuerdo a sus capacidades, experiencia laboral, estudios, pero aquí no se está exigiendo eso, sólo se exige convicción, compromiso porque supuestamente estamos comprometidos con la cuarta transformación aquí que les pido compromiso”.

Exige sacrificar salud, tiempo y recursos propios por la 4T

Durante la reunión Katia Espinoza, repitió a sus compañeros en varias ocasiones, que de su trabajo depende el desarrollo del país y por ello “deben” sacrificar tiempo, salud y actividades personales.

Cuando los servidores realizan el pago de programas sociales en comunidades rurales o colonias populares, no sólo tienen la obligación de llevar la documentación cuya impresión ellos mismos pagan, también deben procurar conseguir sillas, mesas, lonas y pancartas con su propio presupuesto porque las subdelegada les aseguró que la 4T es austera y no tiene presupuesto para brindarle las herramientas mínimas de trabajo.

Pese al maltrato evidente, los servidores de la nación, analizan presentar una denuncia por estos hechos en Derechos Humanos o la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, porque la subdelegada se ha encargado de hacerles saber que los reportes no procederían y que tendrían que enfrentar las consecuencias no sólo en el rubro laboral.

La tarde del jueves pasado, la subdelegada fue notificada que uno de sus compañeros de trabajo que laboraba en Romita, estaba incapacitado tras sufrir un derrame cerebral al estar permanentemente expuesto a estrés.

“Lo único que dijo fue ¿Eso qué?, nos parece una actitud muy abusiva y prepotente”, comentaron los servidores de la nación.

Puedes leer la transcripción del video a continuación:

“Si no valoran su trabajo pues busquen en otro lugar donde les den todas las condiciones, donde ustedes quieren poner condiciones, está es la cuarta transformación y no nada más es una cosa romántica, es trabajo, es chingarle cómo le chinga el presidente… A mí no me van a venir a decir que ya se quieran ir a las 3 porque ya me están esperando, aquí vamos a trabajar al ritmo, si estoy yo vamos a trabajar y si viene otro subdelegado va a ser lo mismo porque tenemos que seguir el ejemplo porque si tuviéramos un presidente como Peña Nieto todavía se los paso, pero el presidente trabaja sábados y domingos, entonces cada quien vea si le conviene al trabajo y si no le conviene lo más lógico, lo mejor, lo más honesto, es que renuncien, porque a mí no me van a hacer cambiar mi forma de trabajar, a mí no me están haciendo daño le están haciendo daño al presidente, si así andamos por la vida vamos a ser personas mediocres que nunca vamos a salir de ahí”

“Si tiene problemas de horarios y ya se tienen que ir, lo más sano es que se vayan, renuncien, busquen un trabajo donde tengan un horario, donde les estén dando todas sus condiciones laborales, yo no soy la mala del cuento, a mí me piden también una meta… A mí no me van a estar presionando con que a qué hora nos vamos a ir, la primera que empiece con que ¿A qué hora nos vamos? Se va a ir, ya no voy a tolerar nada más porque gracias a esas personas que están con que a qué hora nos vamos es que todas se ponen en una actitud bien mala onda con cualquiera que los quiere coordinar o sea ya no quieren pues váyanse de verdad a buscar otro trabajo, hay muchos trabajos en el Oxxo donde quiera, donde las pueden aceptar de acuerdo a sus capacidades, experiencia laboral, estudios, pero aquí no se está exigiendo eso, sólo se exige convicción, compromiso porque supuestamente estamos comprometidos con la cuarta transformación aquí que les pido compromiso”.

 “No va a cambiar el trabajo porque ustedes quieren, porque alguien esté de malas y se quiera ir a su casa, el trabajo no va a cambiar porque esta es la cuarta transformación, lo que deberían de analizar son ustedes porque se ven mal con una actitud pesimista, en un proyecto que de verdad me orgullece, trato de animarlos porque estamos haciendo algo que no se hubiera hecho si no estamos nosotros se imaginan que no estuviera el presidente y una pandemia ahí agarran la deuda y endeudamos a México, se hubieran vacunado los familiares de los funcionarios y nosotros al pueblo nos hubieran dejado, hay que hacer cosas extraordinarias”.