Sorprende Delta a guanajuatenses

Jessica de la Cruz

León.- “Estamos bien, ya pasó todo. Nada más hay un poco de viento, y va a seguir lloviendo”. Son las palabras de ‘Charo’, quien se llevó un buen susto, ya que por la madrugada el huracán Delta que era categoría 4 y bajó a dos, golpeó con sus fuertes vientos mayores a 150 kilómetros por hora en varios lugares como Cozumel, Playa del Carmen, Cancún, Puerto Morelos, entre otros. ‘Charo’, Andrés y Alberto son guanajuatenses que les tocó vivir por primera vez en su vida el paso de un huracán de esta magnitud.

Andrés vive en Playa del Carmen, aunque este sitio no fue el ojo del huracán, y tampoco fue tan golpeado, tenía miedo que las ventanas del departamento se rompieran. A las 02:00 horas llegó la primera llamada del huracán, ahí fue la primera vez que se quedaron se quedaron sin luz.

A las 08:00 aproximadamente ya se había el ido huracán y desde eso hora se les fue la luz en la zona centro de Playa del Carmen. Andrés, señaló que los medios locales aseguraron que el huracán iba a ser muy intenso y afortunadamente no pasó a mayores, sólo derrumbes de árboles, señalamientos y otros.

Tiene conocidos en Cancún, por lo que sabe que ahí si hubo mayores daños. Pese a que ya no había lluvia y pero sí fuertes vientos en Playa del Carmen, no salió en todo el día.

‘Charo’, que vive en Cozumel, comentó que tenía ganas de vivir una experiencia de un desastre natural porque le gusta ayudar a la gente. Horas antes de que llegara Delta, se preparó con todos los alimentos, agua y protegió sus puertas y ventanas.

Pasadas las 10:00 horas se fue a dormir, pero a las 02:30 horas aproximadamente, escuchó un trueno que cimbró todo, inclusive la tierra, ya no pudo dormir, se paró y comenzó a ver el espectáculo natural: eran unas ráfagas de viento que nunca antes había presenciado.

A la mañana siguiente, a su pareja le tocó ir a trabajar para hacer un recuento de las pérdidas materiales. Por su zona en donde habita afortunadamente no pasó a mayores, también hubo solo caídas de árboles, pero sabe por medios de comunicación, que hubo unas zonas que si sufrieron muchas inundaciones.

Alberto, el lunes llegó a Playa del Carmen, no sabía que había alerta de huracán, le tomó por sorpresa, pese a ello, fueron al súper, intentaron hacer compras de pánico, pero no había insumos en ningún lado, sobre todo el agua natural para beber.

“La verdad las condiciones climatológicas acá si se pusieron muy densas, pero todo estuvo muy tranquilo relativamente. Creímos que iba a estar un poquito muy intenso. La verdad lo que sí me sorprendió muchísimo fue la fuerza de los vientos que hubo”, comentó ‘Beto’.

‘Beto’ agregó, que agradece que el huracán bajara de categoría a dos, porque si las cosas pasaron muy fuerte en categoría dos, no se imagina lo que es un categoría cuatro, ni siquiera podría contar esta historia.