Jazmín Castro/Jessica de la Cruz 

León.- Solo escombros y recuerdos es lo que queda de la cantina el Mónaco, un lugar que genera nostalgia y sentimiento, ya que fue un sitio que fue inició con algunos movimientos sociales, entre ellos que las mujeres pudieran ingresar a las cantinas, después los niños, y las familias completas. 

El pasado miércoles, maquinaria pesada derrumbó uno de los inmuebles de convivencia más antiguos de la ciudad de León, que tenía más de 80 años de historia, y que había pasado de generación en generación. Fue lugar de risas y borracheras de los miles de clientes y visitantes de este emblemático sitio durante décadas. 

Erica Bautista, quien forma parte del gremio de cantineros desde que tenía 14 años de edad, ahora labora en la cantina Castra Brava (lo que antes era el Toreo), externó que el Mónaco fue un lugar que en su momento hizo historia y del que se guardarán muchos recuerdos.

A ella le genera sentimiento el hecho de que cierre cualquier cantina, porque además de ser un lugar de trabajo, el personal, los clientes y visitantes se convierten como en su segunda familia en algunas ocasiones. 

“Para sus clientes siempre hará falta (…) Siempre hay nostalgia cuando un lugar cierra y más por esas situaciones”, dijo. 

PC detiene las revisiones

Antes de la pandemia Protección Civil de León (PC), hacía revisiones frecuentes en las cantinas y bares para conocer como estaban las instalaciones, pero desde hace unos meses, ya no hay más revisiones, incluso deben de tener un manual de primeros auxilios, electricidad, tanques de gas, entre otros. 

En el año 2018 Protección Civil de León reportó que en la ciudad de León había 151 inmuebles que se encontraban en riesgo de colapsar, tres de ellos en riesgo inminente los cuales se encontraban ubicados en la colonia San Juan de dios. 

De los 151 predios en estas circunstancias, 121 eran inmuebles que no se encontraban habilitados, mientras que los otros 30 estaban ocupados, la mayoría se encuentran ubicados entre el Centro Histórico, Barrio Arriba y San Juan de Dios.

El bar Mónaco era un riesgo inminente 

El director de Protección Civil, dio a conocer que en la zona Centro, existen 40 fincan conocidas como ‘ruinosas’ que están en riesgo de caer, y en el caso del bar Mónaco fue necesario su derrumbe porque el riesgo era latente.

“Fue a través de emergencias 911, que nos avisaron que el techo en su interior había colapsado y parte de la fachada, eso ya es un riesgo inminente, recorrimos a los especialistas de Obra Pública y decidimos hacer un trabajo en conjunto por seguridad de la ciudadanía”, resaltó.

Como ya se había dado a conocer que existen 160 fincas que están en constante vigilancia por el equipo de PC, en el primer cuadro de la ciudad como El Barrio, San Juan de Dios, la Calzada, explicó que en estos espacios se colocaron unas ‘plastas’ de yeso y por medio de este mecanismo se percatan y la estructura ha sufrido cambios.

LC