Solo detienen a 35 personas durante redadas anunciadas por Trump

Foto: Especial

Según se dio a conocer gracias a la noticia tan anticipada familias de migrantes se prepararon y asesoraron, algunos solamente cambiaron de residencia mientras que otros fueron advertidos de como actuar ante el ICE

Redacción

Washington.- Luego de que se dieran a conocer las redadas que se implementarían en varias ciudades de Estados Unidos, solamente 35 personas fueron detenidas de las dos mil que originalmente se tenían planeadas, según revela The New York Times el lunes.

Aunque el presidente Donald Trump promocionó las redadas como una demostración de fuerza en medio de la afluencia de familias centroamericanas a través de la frontera sur, fue hasta el 14 de julio que comenzaron, sin embargo  ante la noticia varias familias abandonaran temporalmente sus hogares o se mudaran para evitar ser arrestados.

Al mismo tiempo los defensores de personas inmigrantes aconsejaron a las familias sobre sus derechos, que incluyen no abrir la puerta o responder preguntas. En las redes sociales también se difundió este tipo de información.

Como parte de un enfoque múltiple para frenar la inmigración ilegal, Albence dijo que el gobierno también intensificó las inspecciones de las compañías sospechosas de contratar inmigrantes sin documentos. El funcionario comentó que la semana pasada se le pidió a 3282 empresas de todo el país que enviaran sus documentos de nómina para una revisión.

“Parte de nuestro objetivo es reducir las oportunidades económicas”, dijo Matthew Albence, director interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (ICE),  “No podemos tener individuos que ingresen ilegalmente al país y luego vayan a buscar trabajo de manera ilegal”.

Las auditorías de empresas y formularios de nómina, también conocidas como “redadas silenciosas”, afectan a los restaurantes, las cadenas de procesamiento de alimentos, la manufactura de alta tecnología, la agricultura y otras industrias que emplean a miles de trabajadores, según los abogados que representan a algunas de esas compañías. Los empleadores suelen perder una cantidad sustancial de trabajadores como resultado de las auditorías, lo que también puede originar multas y cargos penales contra las empresas.

Aún así, mientras lidia con un número récord de familias migrantes en la frontera sur, el actual gobierno ha deportado a menos personas, en promedio anual, que la gestión de Barack Obama.

Obama enfocó a las autoridades migratorias en la detención y deportación de criminales convictos, migrantes que habían cruzado la frontera recientemente y aquellos que habían ingresado al país de manera ilegal en varias oportunidades. En cambio, Trump ha dicho que cualquier persona que se encuentre viviendo sin autorización en el país puede ser detenida y deportada por las autoridades.

De hecho, este lunes, el gobierno dijo que acelerará la deportación de inmigrantes indocumentados que no pueden probar que han estado en Estados Unidos por más de dos años, permitiendo a los agentes federales arrestar y expulsar a personas sin tener una audiencia ante un juez.

La expansión del “programa de deportaciones aceleradas”, que se espera que sea impugnado en los tribunales, ocasionaría la deportación de personas sin que tengan una audiencia en las cortes, lo que podría afectar sus posibilidades de buscar asilo en los Estados Unidos.

La semana pasada, el gobierno anunció que se negará a proteger a las personas inmigrantes que no solicitaron asilo en al menos uno de los países que atravesaron en su camino hacia el norte, en su último intento por disuadir a quienes provienen de Centroamérica y buscan vivir en los Estados Unidos. Esa política fue desafiada en la corte por una coalición de defensores de inmigrantes un día después de que fue anunciada.

La semana pasada, Trump consideró que la operación dirigida contra las familias el 14 de julio fue “muy exitosa”.

Con información del New York Times

RC

Comentarios

Comentarios