Lourdes Vázquez

Guanajuato.- De 43 aspirantes que presentaron el examen para el cargo de notario auxiliar sólo 5 lo pasaron. Esto derivó en inconformidades, pero “la evaluación se llevó a cabo en total transparencia”, aseguró la secretaria de Gobierno del Estado,  Libia Denisse García Muñoz Ledo.

La funcionaria estatal señaló que, hasta el momento, dos personas que fueron sustentantes del examen se han acercado a presentar su inconformidad. No obstante, aseguró que la evaluación se llevó a cabo con total transparencia y sin favores a nadie.

El pasado 14 de septiembre, la Secretaría de Gobierno del Estado informó a través de un comunicado de prensa que para la realización del examen de conocimientos se tuvo la participación de 43 personas, pero sólo 5 abogados propuestos por titulares de las diferentes notarías ubicadas en territorio estatal aprobaron con la puntuación requerida.

Quienes obtuvieron su licencia como notarios auxiliares son: Alfonso Montemayor Cornejo, David Benjamín Manríquez Sandoval, Mauricio Alberto Zepeda Padilla y Arturo Reyes Pérez.

De acuerdo con información de la Secretaría de Gobierno, la elaboración, aplicación y evaluación del examen de conocimientos estuvo a cargo de un jurado integrado por Silvia León, representante de la Universidad de Guanajuato, Francisco Eduardo Hernández Aguado, del Colegio Estatal de Notarios, y Luis Miguel Aguirre Aranda, de la Secretaría de Gobierno.

“Hemos atendido a solo dos personas que fueron sustentantes de este examen, yo de mi parte lo que te puedo decir es que fue un examen totalmente transparente, en donde participaron no solo la Secretaría de Gobierno, sino el propio Colegio de Notarios y la Universidad de Guanajuato quienes validan el desarrollo del mismo. Es un proceso que está totalmente blindado, en donde ninguno de nosotros, ni tu servidora tuvieron acceso a las preguntas que se formularon”.

Habría conflicto de intereses

Foto: Lourdes Vázquez

De los participantes que sí obtuvieron la licencia de notario auxiliar destaca Arturo Reyes Pérez, quien es esposo de la actual directora de Notarías y que, aunque a decir de Libia García, no participó en el proceso, se tendrá que revisar en su momento su declaración de conflicto de intereses.

En este, ella tendría que haber reportado la situación, por lo que de no haberlo hecho, podría hacerse acreedora a una sanción administrativa.

“Ella no participa de ninguna forma en el proceso de la evaluación, ella no participa de ninguna manera. En este momento lo que sí nos parece es que se estará revisando en su momento su declaración de conflicto de intereses y ella tendría que haber reportado esta situación y de no haberlo hecho se hará acreedora a una sanción administrativa”, sostuvo.

Proceso blindado

Para poder realizar el examen, los aspirantes cursaron un diplomado que fue convocado por el Colegio Estatal de Notarios y que, de acuerdo con fuentes cercanas, habría costado alrededor de 2 mil pesos, pagado por los interesados.

A decir de Libia García, una de las quejas que atendió fue que en el examen que se aplicó para la obtención de licencias de notarios auxiliares no venían muchos temas que se habían visto en dicho diplomado, no obstante señaló que esto queda fuera de las manos de la Secretaría de Gobierno.

En este sentido, explicó que el día del examen se ingresa a un sistema que está certificado y validado y hasta ese momento es que se hace la aplicación de manera aleatoria de las preguntas; es decir, todos tienen el mismo examen pero lo que cambia es el orden de las preguntas.

Foto: Lourdes Vázquez

“Cada uno de los jurados del examen aporta 20 preguntas que son conocidas por el sistema hasta el momento mismo del examen. En este sistema, incluso, se levanta una certificación al término para que nadie pueda acceder al mismo y se valide que nadie accedió al mismo para poder sustraer las preguntas”.

Dijo que con esta explicación se han estado solventando las inquietudes que se han presentado: “entendemos que por supuesto hay inquietudes, nos refieren cuestiones que son ajenas al proceso como el que no todo lo que se dio en el diplomado que se impartió venía en el examen, ahí son situaciones que no están bajo nuestro control, hay un temario general y sobre eso es que se plantean las preguntas que plantean los jurados”.

Libia García afirmó que se tiene la disposición de atender cualquier aclaración que se tenga que hacer y reiteró que se han atendido inquietudes de manera persona, “pero el proceso es totalmente transparente (…) si hay alguna inquietud, incluso los que se han acercado a nosotros, hay la total apertura de mostrarles sus exámenes”.

ac