Nancy Venegas

Irapuato.- Pese a la alta actividad industrial que registran el Estado de México, Querétaro, Michoacán, Guanajuato y Jalisco, Roberto Castañeda Tejeda, presidente del Consejo de la Cuenca Lerma-Chapala, informó que sólo una minoría el 35% (de entre unas diez mil empresas) procesan sus aguas residuales.

El reto del consejo es que, en un lapso breve, el 65% de los corporativos faltantes se sumen a los procesos para preservar el medio ambiente y utilizar responsablemente el agua.

“Desafortunadamente, actualmente se está tratando el orden del 35% de las aguas de uso industrial”, comentó Castañeda Tejeda y lamentó el bajo porcentaje de empresas que operan en los cinco estados que conforman la cuenca Lerma-Chapala y que someten a procesos de tratamiento sus aguas.

Según datos del Consejo de la Cuenca Lerma-Chapala, a lo largo y ancho de su jurisdicción operan más de diez mil empresas; actualmente, poco más de una tercera parte, es decir unos tres mil 500 corporativos de diferentes sectores productivos, implementaron en sus plantas los procesamientos para tratar el líquido.

Unas de las prioridades para los consejeros será convencer al restante 65% de los propietarios de empresas a que adopten estos sistemas, pues por un lado se sumarán a las acciones del cuidado del medio ambiente y además ayudarán a disminuir el consumo de agua y con ello la sobreexplotación de los mantos acuíferos.

ac