Óscar Jiménez

León.- Mediante un acuerdo del Juzgado Tercero de Distrito se notificó que Grupo Pachuca y el Club Social y Deportivo León A.C., a través de Roberto Zermeño, solicitaron la cancelación del contrato de arrendamiento -aún existente- por el Estadio León.

Luego de la llegada de Grupo Pachuca al mando del Club León, se firmó el contrato con el Municipio de León. El 16 agosto de 2012 se pactó por 10 años entre la directiva y el entonces alcalde panista de la ciudad, Ricardo Sheffield Padilla, a pesar de la demanda que ya prevalecía de Roberto Zermeño y el grupo.

“Es de advertir que el inmueble se encuentra sujeto al fallo que recaiga en ese juicio”, se explicaba en el contrato de arrendamiento proveniente desde 2012 y que indicaba vigencia por los siguientes 10 años. Además, en la novena cláusula se estipulaba que el Club León le pagaría al municipio 108 mil pesos mensuales con IVA por la renta del inmueble, pero el municipio le ‘reembolsaría’ 95 mil pesos hasta la conclusión del contrato.

Preocupa ‘Cambio de juego’

Esta solicitud vista desde el Grupo Pachuca y el Club Social y Deportivo León A.C. es el primer paso para una posible cancelación del contrato de arrendamiento, lo que también preocupa a los dueños de palcos y plateas del Estadio León.

A decir por Octavio López de Alba, representante legal de los socios fundadores y los dueños de palcos y plateas, la problemática, para ellos, radica en que, en caso de cancelarse el contrato, se podrían cambiar los términos y ahora sería responsabilidad del Grupo Pachuca imponer las nuevas condiciones.

“El municipio tiene que responder, hasta por daños y perjuicios por cualquier cosa que suceda por la cancelación de contrato, porque es válido hasta agosto de 2022, pero si la hace válida ahora el Grupo Pachuca seguramente querrá imponer condiciones de otro tipo”.

“Hasta que sea la cancelación de este contrato es cuando deben entrar las nuevas partes de Fiera Capital Inmobiliaria y Fuerza Deportiva del Club León S.A. de C.V. (Grupo Pachuca), pero por ahora no tienen, y ellos quieren adelantarse a esto para propiciar la situación de que palcos y plateas no exijan el usufructo que se ha mencionado”, señaló el abogado.

Por otro lado, señaló que resulta una irregularidad que aún aparezca Roberto Zermeño en el interés por la cancelación de dicho contrato, toda vez que el expediente en el que tenía actividad legal ha sido archivado. Ante ello, el Municipio de León podría apersonarse con la intención de esclarecer la situación del contrato de arrendamiento.

“Se le da tres días (al Municipio de León) para que manifieste a lo que derecho convenga; municipio tiene que apersonarse, y si no lo hace, los de palcos y plateas podemos irnos en contra por la situación de daños y perjuicios”, dijo el abogado que también informó que se han suspendido los folios que ‘dan permiso’ al amparo y que detienen cualquier movimiento legal con el Estadio León y el terreno que originalmente era del Museo Nacional de la Piel y el Calzado.

LC